Home Preguntas Familia La Madre y su Estatus en la Religión del Islam

La Madre y su Estatus en la Religión del Islam

1
El Estatus de la Madre en la Religión del Islam

Hoy en dia las nuevas generaciones muestran menos respeto por los ancianos, especialmente a los padres. ¿Cual es el estatus de los padres especialmente de la madre en el Islam?


Esta es una de las cosas más convincentes del Islam – el buen trato de las mujeres en general y especialmente de la madre tiene una alta posición en el Islam.

Entre los ejemplos más claros de las honorables mujeres del Islam es la gran condición de la madre en el Islam. El Islam ordena la bondad, el respeto y la obediencia a los padres y específicamente, enfatiza y da preferencia a la madre como se muestra en este artículo. El Islam eleva a los padres a un estado mayor que el encontrado en cualquier otra religión o ideología.

El mandato de ser bueno con los padres comienza desde el Corán. Allah dice:

“Adora a Dios y no te unas a otros socios sino a él, y se amable con tus padres…” [Noble Corán 04:36]

La mención de servir a los padres sigue inmediatamente después de servir a Dios. Esto se repite en todo el Corán.

“Tu Señor ha ordenado que no adoréis a otro sino a Él y que seáis benévolos con los padres. Si uno de ellos o ambos envejecen en tu vida, no les digáis una sola palabra de desprecio, ni los rechaces, sino que trátalos en términos de honor. Y por amabilidad, baja para ellos el ala de la humildad y dí: “¡Oh Señor! Otorgarles Tu Misericordia, incluso como ellos me querían en la infancia. “[Noble Corán 17:23-24]

El gran erudito, Abu al-Faraj Ibn al-Jawzi explica:
madreSer amable con los padres es: obedecerles cuando se nos ordene hacer algo, a menos que sea algo que Allah haya prohibido, dar prioridad a sus pedidos por encima de actos voluntarios de adoración, abstenerse de aquello que ellos prohíben, proveerles, servirles; acercarse a ellos con humildad y misericordia, no levantar la voz frente a ellos, ni mirarlos fijamente, ni llamarlos por sus nombres y ser paciente con ellos. (Ibn al-Jawzî, Barr al-Wâlidayn)

El Corán hace hincapié en las fatigas que la madre pasa por su hijo, para resaltar la necesidad de una reciprocidad con los padres por el sacrificio hecho por ellos:

“Le Hemos ordenado al hombre [ser bueno] con sus padres: en los dolores de parto sobre dolores de parto su madre lo llevó y su destete fue luego de más de dos años Sé agradecido Conmigo y con tus padres, a Mí es el destino final…” [Noble Corán 31:14]

El gran exegeta, Shaykh Abdur-Rahman As-Sadi, dijo sobre el significado de este verso {Y a sus padres}: sé amable con tus padres, llenalos de amor, afecto y piedad, tanto en palabras como en hechos, trátalos con tierna humildad, provéelos y no los dañes verbal o físicamente.

¿Por qué tenemos que ser buenos con los padres?

Allah menciona la razón por la cual debemos ser amables con nuestros padres, cuando Él dice que {su madre lo llevó en el vientre fatiga tras fatiga} es decir, que la madre sufrió constantemente; en dolor y dificultad desde el primer momento en que sintió que el niño se movía en su vientre hasta los peores dolores durante el parto. Y {fue destetado a los dos años}, es decir, durante estos dos años la madre amamanta a su hijo y cuida de el / ella. Así que después de tantos años de sufrimiento, dificultad, amor y cuidado, ¿no podríamos , al menos, compensar en parte a nuestras madres por lo que han hecho por nosotros y devolverles sus derechos? (Taysîr al-Karîm ar-Rahmân fî Tafsîr al-Kalâm al-Manân)

El Corán repite la mención de las fatigas de la madre en otro pasaje:

“Le he ordenado al hombre el buen trato hacia sus padres,. Su madre lo llevó con dificultad y le dio a luz con dificultad, y su gestación y el destete [período] es de treinta meses. [Él crece] hasta que, al llegar a madurez y a [la edad de] cuarenta años, dice, “Mi Señor, me permitirá ser agradecido por Su favor que Tú habéis depositado en mí y en mis padres y trabajar con rectitud de la cual Tú aprobarás y haréis justicia para mí en mi descendencia. De hecho, me he arrepentido a Ti, y de hecho, soy de los musulmanes. “[Noble Corán 46:15]

La madre tiene más derechos que el padre

En relación a este pasaje, el fallecido Gran Mufti de Pakistán, Sheik Muhammad Shafy escribió:

madreAunque la primera parte de este versículo es una orden para hacer el bien a ambos padres, la segunda frase se refiere sólo a las dificultades sufridas por la madre, porque son inevitables, y ningún niño puede nacer sin ellas. Cada madre tiene que pasar por los problemas del embarazo y fuertes dolores del parto. En contraste con esto, no es necesario que un padre sufra alguna dificultad en la crianza y educación del niño, si puede darse el lujo de pagar a alguien más por estos servicios. Por ello, el profeta ﷺ le ha dado más derechos a la madre que a cualquier otro. Según un hadith él ha dicho,
“Haz el bien y servid a tu madre, luego a tu madre, luego a tu madre, después a tu padre, luego a los familiares cercanos y luego a los que vienen después de ellos.” [Mazhari]

“Y el tiempo que lo lleva y su destete es de treinta meses ” [Noble Corán 46:15]

Esta frase también describe las dificultades sufridas por la madre a raíz de su bebé. Señala que, incluso después de sufrir dificultades durante el embarazo y los severos dolores de parto , la madre no recibe descanso de los labores, porque el alimento natural de los bebés está en sus senos, y tiene que amamantarlos.

Servid a tu madre, luego a tu madre, luego a tu madre y después a tu padre

El profeta Muhammad ﷺ solía recordar continuamente a sus seguidores el status de la madre y la obligación de ser bondadoso con los padres. La siguiente narración es un bello ejemplo:

Un hombre vino al Profeta y dijo: ¡Oh Mensajero de Allah! ¿Quién entre las garantías de la humanidad es la mejor compañía para mí? Él respondió: “Tu madre”. El hombre preguntó: ¿Luego quién? Y él respondió: “Tu madre”. El hombre le preguntó: ¿Y luego quién? Así que el Profeta respondió de nuevo: “Tu madre” El hombre le preguntó: ¿Luego quién? Así que él respondió: “Luego tu padre.” [Sahih Bukhari 5971 y Sahih Muslim 7 / 2]

madreComentando sobre este hadith, el Shaykh Muhammad Ali Al-Hashimi señala:

Este Hadith confirma que el Profeta ﷺ dio prioridad al trato amable con la madre por encima del trato amable al padre (Al-Hashimi, La musulmana ideal, IIPH 2005, p. 165)

Del mismo modo, el difunto Gran Mufti de Arabia Saudita, el Sheikh Abdul-Aziz Ibn Baz (muerto en 1999) comento sobre este hadith diciendo: Así que esto hace necesario que se le dé a la madre un trato tres veces más amable que al padre. (Majmu’ Fatawa wa Maqalat Mutanawwi’ah).

Él también escribió: El secreto de su importancia radica en la enorme carga y responsabilidad que se coloca sobre ella, y las dificultades que tiene que asumir – algunas de las cuales ni siquiera un hombre suporta . Esta es la razón por la cual entre las obligaciones más importantes sobre una persona, es mostrar agradecimiento a la madre, amabilidad y buen compañerismo con ella. Y en este asunto, se debe dar prioridad por encima del padre. […] y no tengo ninguna duda de que mi madre – que Allah derrame Su misericordia sobre ella – tuvo un enorme efecto sobre mí, al fomentar mí estudio y ayudarme en ello. Que Allah aumente en gran medida su recompensa y que la recompense con la mejor por lo que ella hizo por mí. (Majmu’ Fatawa wa Maqalat Mutanawwi’ah)

El Paraíso yace a los pies de tu madre

El profeta Muhammad ﷺ también dijo en una famosa narración:

El Paraíso yace a los pies de tu madre

madre¿Qué puede ser mayor evidencia, la de honrar a las mujeres, que esto?

El Islam ha puesto efectivamente la recompensa final para los seres humanos en su devoción a sus madres.Shaykh Ibrahîm Ibn Sâlih Al-Mahmud, escribe:Tratad a vuestra madre de la mejor manera, luego a vuestro padre, porque el paraíso está bajo los pies de la madre. Nunca desobedezcan a vuestros padres, ni hagáis que se enojen, de lo contrario viviréis una vida miserable en este mundo y en el más allá, y vuestros hijos os tratarán del mismo modo. Pedid a vuestros padres con gentileza si necesitáis algo. Siempre agradecerles si os lo dan, y excúsales si no lo hicieran, y nunca insistáis en un asunto si se niegan a daros algo. (Al-Mahmoud, Cómo ser amable con tus Padres, p. 40)

Se relaciona a Ibn Talha Mu’awiyah as-Salami, que dijo:

Fui al Profeta y le dije: “Oh Mensajero de Allah, deseo llevar a cabo el Yihad en el camino de Allah. Él preguntó. “¿Está su madre viva?” Yo respondí,” Sí ” El Profeta dijo entonces: “Aférrate a sus pies, porque el paraíso está ahí.” [al-Tabarani].

El Sheikh Nidhaam Sakkijihaa comentó:

Aferrarse a sus pies significa someterse a ella, estar cerca de ella, protegerla, servirla porque allí está el Paraíso y con su satisfacción tú podrás disfrutar de las buenas bendiciones de Allah [Sakkijihaa, Honrar a los Padres, p. 52]

El profeta Muhammad ﷺ nos enseñó la importancia de servir a los padres en la siguiente narración transmitida por Abdullah Ibn Mas’ud:

Le pregunté al Profeta, “!Oh Mensajero de Allah, ¿cuál es la mejor obra? Él contestó: “La oración ofrecida a tiempo” Le pregunté, ‘¿Cuál es la próxima en bondad? Él respondió: ‘Ser benevolentes con sus padres. “Pregunté además, “¿Qué sigue en bondad? Él respondió: “el Jihad por la causa de Allah”. [Sahih Bukhari, Sahih Muslim]

La desobediencia a los padres estaba entre los más grandes pecados

Al igual que el profeta dijo que la bondad con los padres era una de las mejores obras, también dijo que la desobediencia a ellos estaba entre los más grandes pecados:

“Los pecados más grandes son asociar a alguien más en la adoración a Allah, ser desobediente o crueles con los padres, matar y dar falso testimonio.” [Sahih Bukhari]

Los eruditos musulmanes continuaron haciendo hincapié en la importancia de ser obediente a la propia madre

Incluso después del profeta Muhammad ﷺ, los eruditos musulmanes continuaron haciendo hincapié en la importancia de ser obediente a la propia madre. Al examinar el comportamiento y las enseñanzas de los primeros eruditos musulmanes, uno puede ver cómo los destinatarios directos del mensaje islámico comprendieron la orden de ser benévolos con los padres. Su comportamiento con los padres nos muestra cómo debemos aplicar las enseñanzas del Profeta respecto a honrar a los padres.

madreAbdullah Ibn Abbas, uno de los compañeros del Profeta y un gran estudioso del Islam, consideró el trato bondadoso hacia la madre como la mejor acción para el fortalecimiento o la rectificación de la relación propia con Allah. Él dijo:

No sé de ningún otro acto que coloque a las personas más cerca de Allah, que el trato amable y el respeto hacia la propia madre. [Al-Adab Al-Bukhari Mufrad 1 / 45]

Un ejemplo aún más importante se encuentra en la declaración de otro de los compañeros del Profeta, Abdullah Ibn Umar, que también era un gran estudioso del Islam. Se lo relatado que:

Abdullah Ibn Umar ‘vio a un hombre Yemení realizando Tawaf (circunvalando la Kaaba) mientras cargaba a su madre en la espalda. Este hombre dijo a Abdullah ibn ‘Umar, “¡Soy como un camello domesticado para ella! La he llevado más de lo que ella me ha cargado. ¿Crees que se lo he devuelto, Oh Ibn’ Umar?” Abdullah Ibn ‘Umar ‘respondió: “No, ¡ni siquiera una contracción!” [Al-Adab al-Mufrad Bukhari 1 / 62]

madre¡Gloria a Dios! Los esfuerzos de un hombre que lleva su madre en la espalda mientras realiza Tawaf ni siquiera puede equipararse a una sola contracción sufrida por su madre. Sabia por cierto, fue la respuesta de Ibn ‘Umar a este hombre para mostrarle lo inmensa que era su deuda con su madre. ¡Este es el gran valor y la prestigiosa posición de las madres en el Islam!

Otro ejemplo lo encontramos en la siguiente profecía del profeta Muhammad ﷺ:

Llegará a ti con refuerzos de Yemen un hombre llamado Uways ibn ‘ mir del clan de Murad de la tribu de Qaran. Tenía lepra, pero se ha curado de la misma a excepción de una mancha del tamaño de una moneda. Él tiene madre y él siempre la ha tratado con amabilidad y respeto. Si le suplica a Allah, Allah cumplirá su deseo. Si le puedes pedir que pida perdón por ti, hazlo [Sahih Muslim 16/95]

De hecho, más adelante, ‘Umar ibn al-Khattâb se reunió con Uways que era exactamente como el Profeta lo describió, y por el pedido de Umar, Uways pedio por él. Al comentar sobre esta narración, el Shaykh Muhammad Ali Al-Hashimî escribe:¡Qué alto status Uways alcanzó en virtud de su bondad y respeto hacia su madre, por lo que el Profeta recomendó a su Sahabah [compañeros] que lo buscara y le pidiera que orara por ellos!Todo esto indica el alto estatus con que el Islam ha elevado la posición de la maternidad, y dio la prioridad a la madre sobre el padre. Al mismo tiempo, el Islam ha dado importancia a ambos padres, y ha ordenado ser amables y respetuosos con ambos. (Al-Hashimi, La Musulmana Ideal, IIPH 2005, p. 167)

No desobedecer a la madre

Tan grande fue el énfasis islámico en los padres, que los musulmanes consideran una gran oportunidad alcanzar el paraíso en servicio de la propia madre. Iyâs Ibn Mu’âwiyah fue un famoso erudito islámico de la segunda generación de musulmanes. Cuando su madre murió, Iyâs Ibn Mu’âwiyah lloró. Se le preguntó, “¿Por qué lloras?” Él dijo: “Solía tener dos puertas abiertas al Paraíso, ahora una de ellas está cerrada”.

Zayn al-Abidin fue el bisnieto del profeta Muhammad ﷺ y también un erudito. Solía tratar a su madre con tanta bondad y amor como se ve en la siguiente narración:madre

En otras palabras, era tan cuidadoso de no desobedecer a su madre que incluso evitaba comer del mismo plato que ella; pensaba que ella podría ver un bocado e intentaría tomarlo, pero antes de ella, él podría sin saberlo, tomar el mismo bocado y comerlo.

Esto muestra cómo era él de cuidadoso en obedecer a su madre hasta en los más mínimos detalles.

A otro de los primeros eruditos islámicos, Sa’id Ibn Al-Musayyib, se le preguntó sobre el significado del verso “pero dirigirlos en términos de honor” [17:23].

Sa’id Ibn Al-Musayyib respondió:

Esto significa que usted debe dirigirse a ellos como un alumno se dirige a su maestro.

Muhammad Ibn Sirin solía hablar con su madre en una voz muy suave, por respeto a ella. También fue visto a menudo en compañía de su madre y cuidando de ella. (Ibn al-Jawzi, Birr al-Wâlidayn)

Todo lo que ha precedido muestra cómo el estatus de las madres -y en consecuencia el de las mujeres – es elevado a la posición más alta en el Islam. El honor que el Islam ha dado a las madres, está más allá del que se encuentra en cualquier otra religión, ideología o cultura. Esta es una prueba clara de la situación elevada de las mujeres musulmanas.

Load More Related Articles
Comments are closed.

Check Also

Qué es lo que Dice El Islam – Casualidad o Inteligencia

¿Qué es lo que Dice El Islam Sobre la Creación, La Evolución y El Diseño Inteligente : Cas…