Home Preguntas Yihad vs. Terrorismo ¿Qué es el Jihad en la Religión del Islam?

¿Qué es el Jihad en la Religión del Islam?

0
¿Qué es el Jihad en el Islam?

¿Qué es Jihad? ¿Es Acaso La Guerra Santa Islámica? ¿Es Acaso Musulmanes Asesinando a los Judíos y los Cristianos?


Eso es lo que nos dicen a través de los medios de comunicación occidentales. ¿pero cuál es el verdadero significado detrás de la palabra JIHAD?

En el sentido lingüístico, la palabra Árabe “jihad” significa luchar o esforzarse y se aplica a cualquier esfuerzo ejercido por cualquier persona. En este sentido, un estudiante se esfuerza y lucha por obtener una educación y pasar el curso; un empleado se esfuerza en cumplir su trabajo y mantener buenas relaciones con su empleador; un político se esfuerza en mantener o aumentar su popularidad con sus electores y así sucesivamente. El término esforzarse o luchar puede ser usado tanto por los musulmanes como por los no musulmanes; Por ejemplo, Allah, el Único y Verdadero Dios dice en el Corán:

“Hemos encomendado al hombre tratar con bondad a sus padres, pero si se esfuerzan (Jahadaka) contra ti para que asocies conmigo algo de lo que no tienes conocimiento, entonces no los obedezcas…” [Noble Corán 29:8]

En las dos aleyas previas, los padres son no musulmanes que se esfuerzan (Jahadaka) para convertir a su hijo musulmán de nuevo a su religión.

En el Occidente, “jihad” se traduce generalmente como “guerra santa”, un uso que los medios de comunicación han popularizado. Según las enseñanzas islámicas, es PROFANO instigar o comenzar la guerra; sin embargo, algunas guerras son inevitables y justificables. Si traducimos las palabras “guerra santa” de nuevo al árabe, encontramos “Harbun Muqaddasatu”, o “la guerra santa”, “Al-Harbu Al-Muqaddasatu”.

RETAMOS a cualquier investigador o erudito para encontrar el significado de “jihad” como guerra santa en el Corán, los auténticos Hadices o en la literatura Islámica temprana.

Desafortunadamente, algunos escritores y traductores musulmanes del Corán, los Hadices y otras publicaciones Islámicas traducen el término “jihad” como “guerra santa”, debido a la influencia de la propaganda occidental de los siglos previos. Esto podría ser un reflejo del uso cristiano del término “Guerra Santa” para referirse a las Cruzadas de hace mil años. Sin embargo, las palabras árabes para la “guerra” son “Harb” o “Qital,” que se encuentran en el Corán y los Hadices.

Para los Musulmanes, el término JIHAD se aplica a todas las formas de LUCHA (o ESFUERZO) y ha desarrollado algunos significados especiales a través del tiempo.

Las fuentes de este desarrollo son el Corán (la Palabra de Dios revelada al Profeta Muhammad,que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). El Corán y Los Hadices usan la palabra “jihad” en varios contextos diferentes según lo siguiente:

1. Reconocer al Creador y Amarlo Más

La naturaleza humana consiste en amar lo que se ve con los ojos y se siente con los sentidos más que la REALIDAD INVISIBLE. El Creador del Universo y el Único Dios es Allah. Él es la Realidad Invisible que tendemos a ignorar y no reconocer. El Corán se dirige a aquellos que afirman ser creyentes:

“¡Vosotros que creéis! No toméis a vuestros padres y hermanos como aliados si eligen la incredulidad en vez de la creencia. Quién de vosotros los tome por aliados, ésos son los injustos. Di: Si vuestros padres, hijos, hermanos, esposas, vuestro clan familiar, los bienes que habéis obtenido, el negocio de cuya falta de beneficios teméis, las moradas que os satisfacen, os son más queridos que Allah, Su mensajero y la lucha en Su camino… Esperad hasta que Allah llegue con Su orden. Allah no guía a gente descarriad.” [Noble Corán 9:23, 24]

De hecho, es una lucha por poner a Allah por delante de nuestros seres queridos, nuestra riqueza, nuestras ambiciones mundanas y nuestras propias vidas. Especialmente para un no musulmán que abraza el Islam, puede ser una dura lucha debido a la oposición de su familia, sus compañeros y la sociedad.

Resistiendo la Presión de los Padres, los Colegas la Sociedad

Cuando una persona se ha decidido a poner al Creador del Universo por encima de todo, a menudo se enfrenta a intensas presiones. No es fácil resistirse a tales presiones y LUCHAR por mantener la dedicación y el amor de Allah por encima de todo lo demás. Una persona de otra religión que se ha convertido al Islam puede ser sometida a presiones destinadas a convertirlo de nuevo a la religión de la familia. Leemos en el Corán:

“así pues, no obedezcas a los incrédulos y combátelos con él (Con el Corán) en una lucha sin cuartel.” [Noble Corán 25:52]

Siguiendo el Camino Recto Constantemente

Allah dice en el Corán:

“Luchad por Allah como se debe luchar por Él.”[Noble Corán 22:78]

“Y quien se esfuerce, no se esforzará sino en favor de si mismo; realmente Allah es Rico y no necesita de las criaturas.” [Noble Corán 29:6]

En cuanto a aquellos que se esfuerzan y luchan por vivir como verdaderos Musulmanes cuyas vidas son difíciles debido a la persecución de sus oponentes, se les aconseja migrar a una tierra más pacífica y tolerante, continuando su lucha en la causa de Allah. Allah dice en el Corán:

“A los que se lleven los ángeles habiendo sido injustos consigo mismos les dirán: ¿En que se os fue la vida? Responderán: Estábamos en situación de debilidad en la tierra. Les dirán: ¿Acaso no era la tierra de Allah lo suficientemente extensa como para emigrar? Esos tendrán por morada Yahannam. ¡Que mal fin!” [Noble Corán 4:97]

“Los que creen, emigran y luchan en el camino de Allah, esperan la misericordia de Allah. Allah es perdonador y compasivo.” [Noble Corán 2:218]

Allah pone a los creyente a prueba en su fe y su adversidad:

“¿O es que pensáis que entraréis en el jardín sin que Dios tenga constancia de que os habéis esforzado (JAHADU) [por Su causa], y tenga constancia de que habéis sido pacientes en la adversidad?” [Noble Corán 3:142]

“Y ciertamente os pondremos a prueba por medio del peligro, del hambre, de la pérdida de bienes, de vidas y de frutos [del trabajo]. Pero da buenas nuevas a los que son pacientes en la adversidad.” [Noble Corán 2:155]

Encontramos que el Profeta Muhammad  y su clan fueron boicoteados social y económicamente durante tres años para obligarlo a detener su mensaje y comprometerse con los paganos, pero se resistió y obtuvo una victoria moral [Haykal, M. H., LA VIDA DE MUHAMMED, Tr. Isma’il R. Faruqi, American Trust Publications (Publicaciones Americanas de Confianza), 1976, p. 132].

Esforzándose Por Buenas Acciones

Allah declara en el Corán:

“A los que luchan esforzadamente (JAHADU) por Nuestra causa -sin duda les guiaremos por caminos que conducen a Nosotros, pues, ciertamente Dios en verdad está con quienes hacen el bien.” [Noble Corán 29:69]

Cuando nos enfrentamos a dos intereses contrapuestos, se convierte en jihad el elegir el más correcto, como ejemplifican los siguientes Hadices:

“`A`ishah, la esposa del Profeta ﷺ dijo: “¡Oh Mensajero de Allah! Consideramos el Jihad como la mejor obra. ¿No deberíamos unirnos a ella?” Él respondió: “‘El mejor jihad (para las mujeres) es un Hajj perfecto (peregrinación a Meca).” [Bukhari]

En otra ocasión, un hombre preguntó al Profeta Muhammad ﷺ:

“¿Debería participar en el jihad? Él preguntó: “¿Tienes padres?” El hombre dijo: “¡Sí!” El Profeta ﷺ dijo: “¡Entonces lucha por servirlos!” [Bukhari]

Otro hombre preguntó al Profeta de Allah ﷺ:

“¿Cuál es el mejor tipo de jihad?” Él respondió: ¡Una palabra de verdad delante de un gobernante opresor!” [Sunan Al-Nasa’i]

El Mensajero de Allah ﷺ dijo:

“… el MUJAHID (el que lleva a cabo el jihad) es el que lucha contra sí mismo por causa de Allah, y el MUHAJIR es quien abandona las malas acciones y los pecados.” [Ibn Hibban]

Tener Valor y Esfuerzo Para Transmitir el mensaje del Islam

El Corán narra las experiencias de un gran número de Profetas y buenas personas que sufrieron mucho, tratando transmitir el mensaje de Allah a la humanidad. Por ejemplo, echa una ojeada sobre el Corán 26: 1-190, 36: 13-32. En el Corán, Allah elogia especialmente a aquellos que se esfuerzan en transmitir Su mensaje:

“¿Y qué mejor palabra que la de aquel que llama [a los hombres] a Dios, obra con rectitud, y dice: “En verdad, soy de los que se han sometido a Dios”?” [Noble Corán 41:33]

Bajo adversas condiciones, se requiere gran esfuerzo para seguir siendo musulmán, declararse musulmán y llamar a los demás al Islam. Leemos en el Corán:

“[Sabed que los verdaderos] creyentes son sólo aquellos que han llegado a creer en Dios y en Su Enviado y han dejado atrás toda duda, y que SE ESFUERZAN por la causa de Dios con sus bienes y sus personas: ¡ésos, precisamente, son los veraces!” [Noble Corán 49:15]

Defendiendo el islam y la Comunidad

Allah declara en el Corán:

“LES ESTÁ PERMITIDO [combatir] a aquellos que son víctimas de una agresión injusta -y, ciertamente, Dios tiene en verdad poder para auxiliarles : aquellos que han sido expulsados de sus hogares, contra todo derecho, sólo por haber dicho: “¡Nuestro Sustentador es Dios!…”[Noble Corán 22:39-40]

El Corán permite la lucha por defender la religión del Islam y los musulmanes. Este permiso incluye la lucha en defensa propia y para la protección de la familia y la propiedad. Los primeros Musulmanes lucharon muchas batallas contra sus enemigos bajo el liderato del Profeta Muhammad ﷺ o sus representantes.

Por ejemplo, cuando los paganos de Quraysh trajeron ejércitos contra el Profeta Muhammad ﷺ, los musulmanes lucharon para defender su fe y comunidad [Haykal, pp. 216, 242, 299 y 414 para las Batallas de Badr, Uhud, Al-Jandaq y Hunayn, respectivamente. ]. El Corán añade:

“Y COMBATID por la causa de Dios a aquellos que os combatan, pero no cometáis agresión –pues, ciertamente, Dios no ama a los agresores… Por tanto, combatidles hasta que cese la opresión y la adoración esté consagrada por entero a Dios; pero si cesan, deben acabar todas las hostilidades, salvo contra aquellos que [deliberadamente] hacen el mal.”[Noble Corán 2:190, 193]

Auxiliando a las Personas Aliadas que Pueden no ser Musulmanes

En el último período de la vida del Profeta Muhammad ﷺ, la tribu de Banu Juza’ah se convirtió en su aliado. Estaban viviendo cerca de la Meca, que estaba bajo el dominio de la pagana Quraysh, la propia tribu del Profeta Muhammad ﷺ. La tribu de Banu Bakr, un aliado de Quraysh, con la ayuda de algunos elementos de Quraysh, atacó a Banu Juza’ah, invocando el tratado, exigio al Profeta Muhammad ﷺ venir por su ayuda y castigar a Quraysh. El Profeta Muhammad ﷺ organizó una campaña contra Quraysh de la Meca que dio lugar a la conquista de Meca que ocurrió sin ninguna batalla [Haykal, p. 395 para la conquista de Meca].

Desterrando a los que Actúan Traicioneramente

Allah ordena a los Musulmanes en el Corán:

“o, si temes una traición por parte de una gente [con la que has concertado un pacto], denúncialo ante ellos en forma equitativa: ¡pues, en verdad, Dios no ama a los traidores!” [Noble Corán 8:58]

El Profeta Muhammad ﷺ emprendió una serie de campañas armadas para eliminar a las personas traidoras del poder y sus alojamientos. Había establecido unos pactos con varias tribus judías, sin embargo, algunos de ellos mostraron su traición. El Profeta Muhammad ﷺ lanzó campañas armadas contra estas tribus, las derrotó y las exilió de Medina y sus alrededores [Haykal, pp. 245, 277, 311 y 326 para campañas contra las tribus de Banu Qaynuqa’, Banu Al-Nadir, Banu Quraydhah y Banu Lihyan, respectivamente. También véase p. 283 para la Batalla de Dhat Al-Riqa].

Defendiendo Mediante Ataques Preventivos

De hecho, es difícil movilizar a la gente para luchar cuando no ven invasores en su territorio; sin embargo, aquellos que están a cargo de la responsabilidad de ver peligros antes de tiempo,deben proporcionar liderazgo.

El Mensajero de Allah, Muhammad ﷺ, tenía la responsabilidad de proteger a su pueblo y la religión que estableció en Arabia. Cada vez que recibía informes de inteligencia acerca de los enemigos que se reunían cerca de sus fronteras, realizó ataques preventivos, rompió su poder y los dispersó [Haykal, pp. 284, 327, 366, 387, 393, 443 y 515 para las Batallas de Dawmat Al-Jandal, Banu Al-Mustaliq, Jaybar, Mu’tah, Dhat Al-Salasil, Tabuk y la Campaña de Usamah Ibn Zaid, respectivamente.]. Allah ordenó a los Musulmanes en el Corán:

“SE OS ha prescrito combatir, aunque os sea odioso; pero puede ser que os desagrade algo y sea bueno para vosotros, y puede ser que améis algo y sea malo para vosotros: Dios sabe y vosotros no.” [Noble Corán 2:216]

Ganando la Libertad de Informar, Educar y Transmitir el Mensaje del Islam en un Ambiente  Abierto y Libre

Allah declara en el Corán:

“Te preguntarán acerca de combatir en el mes Noble. Di: “Combatir en él es algo muy grave; pero [que se impida el acceso a] la Casa Inviolable de Adoración y expulsar de ella a su gente es aún más grave a los ojos de Dios, pues la opresión es más grave que matar.” [Vuestros enemigos] no dejarán de combatiros hasta que reneguéis de vuestra fe, si pueden…” [Noble Corán 2:217]

“y que, cuando son víctimas de la tiranía, se defienden” [Noble Corán 42:39]

Para obtener la libertad, el Profeta Muhammad ﷺ dijo:

“Lucha (JAHIDU) contra los no creyentes con tus manos y lenguas.” [Sahih Ibn Hibban #4708]

La vida del Profeta Muhammad ﷺ estaba llena de LUCHA y ESFUERZO para obtener la libertad de informar y transmitir el mensaje del Islam. Durante su estancia en La Meca, utilizó métodos no violentos y después del establecimiento de su gobierno en Medina, con el permiso de Allah, usó la lucha armada contra sus enemigos cuando lo encontró inevitable.

 Liberando a la Gente de la Tiranía

Allah advierte a los Musulmanes en el Corán:

“¿Y cómo podéis negaros a combatir por la causa de Dios y la de aquellos hombres, mujeres y niños oprimidos que imploran: “¡Sustentador nuestro! ¡Sácanos de esta tierra de gente opresora! ¡Danos, de Tu gracia, un protector! ¡Danos, de Tu gracia, un auxiliador!” [Noble Corán 4:75]

La misión del Profeta Muhammad ﷺ consistía en liberar a la gente de la tiranía y la explotación de los sistemas opresores. Al lograr la libertad, los individuos de la sociedad eran libres de elegir el Islam o no. Los sucesores del Profeta Muhammad ﷺ siguieron sus pasos y ofrecieron ayuda a la gente oprimida. Por ejemplo, tras la llamada constante del pueblo oprimido de España a los musulmanes por ayuda, España fue liberada por las fuerzas musulmanas y los tiranos fueron retirados.

Después de la conquista de Siria e Iraq por parte de los musulmanes, la población cristiana de Homs dijo a los Musulmanes:

“Nos gusta tu gobernación y tu justicia, mucho mejor que el estado de opresión y tiranía bajo el cual hemos estado viviendo.” [Hitti, Philip K., HISTORIA DE LOS ÁRABES, calle Martin’s Press, Nueva York, 1970, p. 153]

Los gobernantes derrotados de Siria eran cristianos romanos, e Iraq fue gobernado por los persas zoroastrianos..

¿QUÉ DEBERÍAN HACER LOS MUSULMANES AL CONSEGUIR LA VICTORIA?
Los Musulmanes deben eliminar la tiranía, la traición, el fanatismo y la ignorancia, reemplazandolos con justicia y equidad. Debemos proporcionar el verdadero conocimiento y liberar a las personas de la esclavitud del “politeísmo” (SHIRK, o de los dioses múltiples), el prejuicio, la superstición y la mitología. Los Musulmanes deben eliminar la inmoralidad, el miedo, el crimen, la explotación, reemplazandolos con la moral divina, la paz y la educación. El Corán declara:

“CIERTAMENTE, Dios os ordena restituir a sus dueños todo lo que os fue encomendado y que cuando juzguéis entre la gente lo hagáis con equidad. En verdad, Dios os exhorta a algo excelente: ciertamente, Dios en verdad todo lo oye, todo lo ve.” [Noble Corán 4:58] “¡OH VOSOTROS que habéis llegado a creer! Sed firmes en vuestra lealtad a Dios, dando testimonio de la verdad con toda equidad; y que el odio hacia otros no os haga desviaros de la justicia. Sed justos: esto es lo más afín a la consciencia de Dios. Y manteneos conscientes de Dios: en verdad, Dios está bien informado de todo cuanto hacéis.” [Noble Corán 5:8] “Y entre quienes hemos creado hay gentes que guían [a otros] por el camino de la verdad y que actúan con justicia conforme a ella.” [Noble Corán 7:181]

“CIERTAMENTE, Dios ordena la justicia, hacer el bien, y la generosidad para con el prójimo; y prohíbe la indecencia y todo lo que va en contra de la razón, así como la envidia; [y] os exhorta [con insistencia] para que tengáis [todo esto] presente.” [Noble Corán 16:90]

“[consciente de] aquellos que, [aun] cuando los establecemos firmemente en la tierra, son constantes en la oración, dan limosna, ordenan la conducta recta y prohíben la conducta inmoral; y a Dios se remite el desenlace de todos los asuntos.” [Noble Corán 22:41]

¿Fue el Islam Difundido con Fuerza, Espadas y Armas?

¡La respuesta inequívoca y enfática es NO! El Corán declara:

“NO CABE coacción en asuntos de fe. Ahora la guía recta se distingue claramente del extravío.” [Noble Corán 2:256]

Entre nuestras manos se encuentra un buen estudio de la pregunta de la difusión del Islam por el Cristiano misionero, T. W. Arnold [OPAGACIÓN DE LA FE MUSULMANA, Westminister A. Constable & Co., Londres 1896, p. 80.]:

Nunca hemos escuchado de un reporte de ningún intento planeado para obligar a las minorías no-musulmanas a aceptar el Islam, ni de ninguna persecución organizada que pretendiera acabar con la religión Cristiana. Si alguno de los califas hubiera elegido alguna de estas políticas, habrían sobrepasado a la Cristiandad con la misma facilidad con que Fernando e Isabel exiliaron el Islam de España, o con la que Luis XIV hizo del protestantismo un crimen punible en Francia, o con la que los judíos fueron exiliados de Inglaterra por 350 años. En aquel entonces, las Iglesias del Oriente en Asia estaban completamente aisladas de la comunión con el resto del Cristianismo, en las que nadie pudiera levantar un dedo en su nombre, como comunión herética. De modo que la propia supervivencia de estas Iglesias hasta nuestros días es una fuerte prueba de la actitud general tolerante de los gobiernos mahometanos hacia ellas.

El Islam no enseña, ni los Musulmanes desean, la conversión de cualquier persona por temor, codicia, matrimonio o cualquier otra forma de coerción.

En conclusión, jihad en el Islam es LA LUCHA POR EL CAMINO DE ALLAH con la pluma, la lengua, la mano, los medios de comunicación y, si es inevitable, con los brazos. Sin embargo, jihad en el Islam no incluye la lucha por el poder individual o nacional, el dominio, la gloria, la riqueza, el prestigio o el orgullo.

Load More Related Articles
Comments are closed.

Check Also

¿Por qué Ayunan los Musulmanes en Ramadán?

En la actualidad, cuando la mayoría de nosotros tenemos sobrepeso, muchas personas han pro…