Home Blog Noticias Los Últimos Años del Millonario Musulmán Ali Banat: una Inspiración Para Todo el Mundo

Los Últimos Años del Millonario Musulmán Ali Banat: una Inspiración Para Todo el Mundo

1
Los Últimos Años del Millonario Musulmán Ali Banat: una Inspiración Para Todo el Mund

Ali Banat, un millonario musulmán australiano que se consideraba a sí mismo “dotado de cáncer” y que a su vez donó su riqueza a los menos afortunados, murió el 29 de mayo de 2018. Él tenía 32 años.

Banat, un millonario hombre de negocios de Sydney, fue diagnosticado por primera vez con cáncer en estado 4 en 2015. Al recibir esta terrible noticia, sus médicos le dijeron que sólo podía esperar vivir unos pocos meses más, ni siquiera un año. Dios, sin embargo, tenía otros planes.

Banat vivió otros tres años. En ese tiempo cambió su vida; un cambio que le atribuyó a Dios por bendecirlo con cáncer, abriendo sus ojos al verdadero significado de la vida. Se le dio la oportunidad de vivir el último de sus días para agradar a Dios y en el servicio de los demás en lugar de estar obsesionado por la vida lujosa y el egoísmo.

Una vez consumido por el gasto y la exhibición de su riqueza – Banat se jactaba de coches de lujo, joyas caras y piezas de moda de alta gama – se sintió inspirado a regalar toda su considerable riqueza y dijo que su objetivo era dejar su vida mundana sin posesiones materiales.

Con un futuro incierto ante él y la inspiración de Dios para hacer grandes obras de caridad mientras aún tenía la oportunidad, Banat dedicó lo que quedaba de su vida al servicio de los demás. Estableció el Proyecto: Musulmanes alrededor del mundo, como un vehículo para sus donaciones filantrópicas y las de otros. Se centró en su misión de dar a África, en particular a Togo en África Occidental, viajando para reunirse con los necesitados y ayudando en la construcción de mezquitas, un centro médico, aldeas y una escuela para cientos de huérfanos.

Servir y ayudar a los huérfanos necesitados es especialmente beneficioso para los musulmanes, especialmente por el beneficio que obtendrán en la otra vida. El Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones sean con él) dijo,

“YO Y EL QUE CUIDA A UN HUÉRFANO ESTAREMOS ASÍ EN EL PARAÍSO”, MOSTRANDO SUS DEDOS MEDIO E ÍNDICE Y SEPARÁNDOLOS ENTRE ELLOS. [SAHIH BUKHARI]

Este dicho, o Hadith, del Profeta Muhammad ﷺ demuestra lo importante que es para los musulmanes ser amables y cuidar de los huérfanos, demostrando que si lo hacen estarán cerca de él en el paraíso. Pero Banat no sólo aspiraba a las buenas obras de su vida. Animó a otros a unirse a él en sus obras de caridad, también, para que ellos también pudieran beneficiarse de sus buenas obras en esta vida y en la vida después de la muerte.

Los Últimos Años del Millonario Musulmán Ali Banat: una Inspiración Para Todo el Mundo
Ali Banat, después de haber sido dado sólo siete meses de vida por los médicos en 2015, lanzó el proyecto de caridad “Musulmanes en el mundo” para ayudar a los menos afortunados en África

Antes de su muerte, dijo Ali Banat,

“DURANTE TU VIDA, TRATA DE TENER UNA META, UN PLAN, UN PROYECTO EN EL QUE TRABAJES. INCLUSO SI NO ERES TÚ EL QUE LO HACE PERSONALMENTE Y ESTÁS FINANCIANDO LOS PROYECTOS DE OTRA PERSONA, HAZ ALGO”.

Al animar a otros a seguir sus lecciones, Banat estaba viviendo el ejemplo del Profeta Muhammad ﷺ, quien dijo,

“Las recompensas de las buenas obras que alcanzarán al creyente después de su muerte son: Un conocimiento que enseñó y difundió; un hijo justo que dejó atrás; una copia del Corán que dejó como legado; una mezquita que construyó; una casa que construyó para los caminantes; un canal que cavó; o una caridad que dio durante su vida mientras estaba en buena salud. Estos hechos le llegarán después de su muerte”. [Ibn Majah]

Este tipo de recompensa duradera es única para el Islam e indica la gran misericordia de Dios para aquellos que se someten a Él. Inspirados y animados por el legado de Banat, musulmanes de todo el mundo han aprovechado este misericordioso regalo de Dios haciendo sus propias contribuciones al Proyecto MATW de Banat. De hecho, más de un millón de dólares australianos han sido donados a la causa, asegurando que sus donantes serán bendecidos con las recompensas de sus donaciones caritativas incluso después de su muerte.

Los últimos años y el legado duradero de Ali Banat son una fuente de inspiración incuestionable. Él sirve como un ejemplo de la hermosa misericordia de Dios y cómo incluso una vida acortada puede ser una vida bien vivida si se pasa en la adoración de Dios y en el servicio a los demás.

  • Preparándose para la muerte en el Islam

    ¿Qué sucede después de la muerte según el Islam?

    Estimado Señor: Estoy tratando de hacer una lista de cosas por hacer antes de mi muerte y …
Load More Related Articles
Comments are closed.

Check Also

Diez Mandamientos en el Corán

“Di: Venid que os declare lo que vuestro Señor os ha prohibido: Que no asociéis nada con É…