Home Lo Básico Islam Los Valores Fundamentales del Islam

Los Valores Fundamentales del Islam

3
Los Valores Fundamentales del Islam

¿Qué es el Islam?

Estamos brindando esta sección para nuestros nuevos hermanos y hermanas para que puedan tener más información sobre los valores fundamentales del Islam; la religión de la sumisión absoluta al único Dios; Allah.

Esperamos sinceramente que se beneficien de ello, y que puedan profundizar sus conocimientos sobre los valores islámicos y aumentar su interés en el Islam. Aunque vivimos en el siglo XXI, probablemente en la época más secular y no religiosa de la historia, muchos de nosotros todavía estamos dispuestos a detenernos de vez en cuando y pensar en la religión. Y sin embargo, nos encontramos con que hay tantas opiniones diferentes acerca de la religión. Las religiones parecen aferrarse fanaticamente a sus propias creencias. Cada uno a su vez parece afirmar que posee toda la verdad, mientras que todos los demás están perdidos en un error sin esperanza.

En una época desgarrada por el odio, la guerra y las luchas entre las razas, muchos de nosotros nos volcamos hacia la religión en busca de una guia de paz y hermandad y nos decepcionamos cuando encontramos en la mayoría de ellos intolerancia  estrechez de la espiritualidad y la pérdida de los valores.

Entonces, podemos preguntarnos: ¿existe una religión que enseña la Unicidad de Dios y la unidad de la humanidad, y sin embargo, al mismo tiempo, es tolerante con otros puntos de vista? Esta es exactamente la enseñanza y los valores fundamentales del Islam. De hecho, el Islam enseña que este mensaje de la Unicidad de Dios y la hermandad de todas las razas es el mensaje original que Allah envió a todos los profetas y religiones desde los albores de la historia humana.

Sin embargo, el hombre ha cambiado esta enseñanza original de la Unicidad y a partir de ello se desarrollaron numerosas sectas mutuamente antagónicas. Como Allah dice en el Noble Corán, la revelación de Allah al Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones sean con él):

“Y realmente vuestra comunidad es única comunidad y Yo soy vuestro Señor, por lo tanto tened temor de Mí. Pero Fragmentaron lo que tenían, en escrituras. Y cada facción quedó contenta con lo suyo.” [Noble Corán 23:52-53]

El Islam aún conserva esta enseñanza de la Unicidad de Dios y la hermandad de toda la humanidad. El Islam busca implementar este espíritu entre todas las razas y al mismo tiempo, sigue siendo tolerante y respetuoso con todas las demás religiones celestiales y sus seguidores que comparten la creencia de un Dios único. El Noble Corán enseña:

“ No hay coacción en la Práctica de la Adoración, pues ha quedado claro cuál es la buena dirección y cual es el extravío. Quien niegue a los taguts y crea en Allah, se habrá aferrado a lo más seguro que uno puede asirse, aquello en lo que no cabe ninguna fisura. Y Allah es Oyente y Conocedor.” [Noble Corán 2:256]

El Significado del Islam

Es falso llamar al Islam, Mahometismo, como se ha hecho tan frecuentemente en Occidente. Ya hemos señalado que los musulmanes creen que el Islam es el mensaje eterno que Allah envió a todos los profetas, la paz sea con ellos, desde los albores de la humanidad, y no una nueva creencia que comenzó con el Profeta Muhammad ﷺ.

Los musulmanes llaman a su religión Islam, y la palabra árabe Islam implica el logro de la paz a través de la sumisión a Dios. La palabra musulmán es un adjetivo derivado del sustantivo Islam, e implica a uno que tiene paz dentro de sí mismo desde su sumisión a Allah.

Los musulmanes creen en el Único, Dios Eterno, Quien creó los cielos y la tierra y todo lo que existe. En árabe, Dios se llama Allah. No hay absolutamente ninguna diferencia entre Allah y el Dios de Abraham, Moisés y Jesús, la paz sea con todos ellos. Los musulmanes no creen que el Profeta Muhammad ﷺ fuera el único Profeta; más bien creen que él fue el último de los Profetas del Antiguo y Nuevo Testamento. El Noble Corán es la escritura sagrada y revelada del Islam, y enseña:

“Decir: Creemos en Allah, en lo que se nos ha hecho descender, en lo que hizo descender a Ibrahim, Islamil, Ishaq, Yaqub, y a las tribus, en lo que le fue dado a Musa e Isa y en lo que le fue dado a los profetas procedente de su Señor. No hacemos distinciones entre ninguno de ellos y estamos sometidos a Él.” [Noble Corán 2:136]

Algunas Creencias Básicas del Islam

El concepto más fundamental del Islam y la columna vertebral de todos sus otros principios y prácticas es la Unidad de Dios – Tawhid. El Islam es el monoteísmo en su forma más pura, y la lógica del monoteísmo puro es el hilo que recorre toda la estructura de la forma de vida islámica.

El Islam enseña una diferencia fundamental entre Allah, el Creador y lo que Él ha creado. El cielo, la luna, las estrellas, la armonía y la perfección del mundo natural, la gracia y la belleza del cuerpo humano y la excelencia de la mente humana, la alternancia del día y la noche, el cambio de las estaciones y el misterio de la vida y la muerte apuntan a algo más allá, más grande que ellos mismos. Para el creyente estos son todos signos (ayaat) de Allah.

El Islam enseña que Allah no debe compararse con nada que haya creado. Él es todopoderoso, omnisciente. Él está más allá de cualquier imperfección, y es el cumplimiento de toda la Perfección.

Él no es una sustancia, ni es como ninguna de sus criaturas. Él no es un Dios lejano y distante, ni es un ideal inalcanzable. Él es Amable, Misericordioso y Compasivo.

El Islam enseña que Allah es eterno. Él no fue engendrado a sí mismo, ni él, a su vez, ha engendrado un hijo o una hija. El Islam rechaza el concepto de la encarnación de Dios, que se encuentra en el hinduismo, el cristianismo y otras religiones, y cree que el concepto de encarnación limita el concepto de Dios y destruye la convicción del creyente de la Actitud y Perfección de Dios.

El Corán Describe que Allah es Perfecto y Activo:

“Allah, no hay dios sino Él, el Viviente, el Sustentador. Ni la somnolencia ni el sueño Le afectan. Suyo es cuanto hay en los cielos y cuanto hay en la tierra. ¿Quién puede interceder por lo que hay tras ellos; y no abarcan nada se Su conocimiento que no sea lo que Él quiere. El escabel de Su trono abarca los cielos y la tierra y no Le causa fatiga mantenerlos. Y Él es el Elevado, el Inmenso.” [Noble Corán 2:255]

El Islam rechaza la idea de que Jesús (la paz sea con él) era el hijo de Dios. Más bien lo honra y lo respeta como uno de los grandes mensajeros y profetas de Allah para los Hijos de Israel.

El Islam rechaza el concepto de la trinidad y lo considera una contradicción del monoteísmo puro. También rechaza el argumento de algunos cristianos de que Dios se encarnó en Jesús, la paz sea con él, para que Dios pueda ser conocido por los hombres, y también rechaza el argumento de que Jesús, la paz sea con él, murió en la cruz por los pecados de la humanidad . Para empezar, el Islam cree que el hombre puede llegar a conocer a Allah y sentirse cerca de Él por medio de la oración adecuada, el ayuno, la caridad, la peregrinación y las buenas acciones. La misma práctica del Islam está destinada a purificar el alma del creyente y acercarlo a Allah. Con respecto al segundo argumento, el Islam enseña que ningún ser humano puede soportar la carga de la responsabilidad de otro.

Allah es muy consciente de nuestras debilidades e imperfecciones humanas. Él no nos condena porque somos creados imperfectos; más bien, Él nos guía a la autoperfección y nos perdona y derrama Su misericordia sobre nosotros cuando fallamos y luego le pedimos perdón sinceramente.

Los musulmanes creen en el origen divino del Antiguo y Nuevo Testamento, aunque los musulmanes dudan de la autenticidad histórica de algunas partes del Antiguo y Nuevo Testamento y no creen que sean representaciones exactas de lo que Allah originalmente reveló. El Corán mantuvo esta visión del texto del Antiguo y Nuevo Testamentos hace cientos de años, y en los últimos años, esta visión ha sido confirmada por estudios textuales de eruditos bíblicos. Los musulmanes creen en los Ángeles de Allah y en Sus Profetas, la paz sea con ellos. Ellos creen en la resurrección de los muertos en el fin del mundo; ellos creen en la venida del Día del Juicio Final y la vida eterna en el Paraíso o el Infierno.

Aunque los musulmanes creen que Allah es todopoderoso y mantiene un control total sobre su creación, también creen que Allah ha creado al hombre con libre albedrío y la capacidad de elegir y actuar, y que Allah está haciendo al hombre moralmente responsable de lo que el hombre hace durante su vida. Es falso decir que el Islam enseña a sus seguidores a renunciar mansa y pasivamente a lo que es su suerte o destino. Más bien, el Islam desafía al creyente a luchar contra el mal y la opresión y luchar por el establecimiento de la rectitud y la justicia. Estos constituyen los valores primordiales para convivir en paz y armonía.

Fe en Acción – Los Valores Transformados en Obras

La fe sin acción es letra muerta. El Islam nos enseña que la fe en sí misma no es suficiente hasta que se transforma en acción. El Profeta Muhammad ﷺ dijo:

“La fe no depende de despertar esperanzas, sino que es algo que está firmemente establecido en el corazón y atestiguado por la acción. De hecho, hay personas que han sido engañadas por sus esperanzas, por lo que finalmente abandonan este mundo sin mérito. Solían decir: “Tenemos buenas expectativas de Allah”. Sin embargo, solo se engañaron a sí mismos. Porque si realmente tenían buenas expectativas colocadas en Allah, se habrían destacado en buenas obras “.

A cada musulmán se le enseña que él / ella es personalmente responsable de sus propias acciones, tanto en este mundo como en el más allá. El Islam enseña que cada persona debe asumir la responsabilidad de sus propias acciones y que nadie más puede llevar esa carga por ellas.

La Posición de las Mujeres en el Islam

Los Valores del Islam enseñan que la mujer no es inherentemente inferior al hombre; más bien el hombre y la mujer son de naturaleza similar. Ambos son iguales en capacidad intelectual y espiritual. Además, ambos son igualmente responsables de sus actos ante Allah.

También es cierto que el Islam considera que la mujer tiene un papel principal que desempeñar en la constitución y el funcionamiento de la familia. El Islam pone gran énfasis en el papel de la mujer musulmana como esposa y particularmente como madre, y los musulmanes a menudo opinan que el mejor puesto para la mujer es en el hogar con sus hijos y su familia. Sin embargo, a la mujer musulmana no se le prohíbe salir de su casa para seguir una educación, una profesión docente u otras metas valiosas y constructivas que beneficien no solo a ella, sino también a la sociedad. El Corán establece la igualdad espiritual y la responsabilidad mutua del hombre y la mujer en versículos como los siguientes:

“Y quien haga acciones de bien, sea varón o hembra, y sea creyente… ésos entrarán en el Jardín y no se les hará ni una brizna de injusticia.” [Noble Corán 4:124]

“Y su Señor les responde: No dejaré que se pierda lo que haya hecho ninguno de vosotros, sea varón o hembra. Unos procedéis de otros.” [Noble Corán 3:195]

La relación del hombre musulmán con su esposa no es la del amo al esclavo. Más bien, toda la responsabilidad del apoyo económico recae solamente sobre los hombros del hombre y no puede exigir a su esposa que también se vuelva económicamente productiva para mantener a la familia, aunque puede hacerlo si lo desea.

El Corán enuncia esta responsabilidad de los hombres hacia las mujeres en el siguiente verso:

“Los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros y en virtud de lo que (en ellas) gastan de sus riquezas, Las habrá que sean rectas, obedientes y que guarden, cuando nos la vean, aquello que Allah manda a guardar…” [Noble Corán 4:34]

El punto importante en el que debe hacerse hincapié, es que el Islam tiene un gran respeto por la mujer. No enseña que no tiene alma o que ella es la raíz de todo mal o que es inferior al hombre y debe mantenerse en reclusión y subyugación. Es también digno de mención que el Corán no enseña que el hombre cayó del paraíso debido a la tentación de Eva. Más bien, el Corán dirige toda la responsabilidad hacia Adán mismo, al tiempo que agrega que Allah se volvió hacia Adán en misericordia y le perdonó su pecado. Por lo tanto, el pecado de Adán se detiene con el mismo Adán, y Allah, que es el Compasivo y el Misericordioso, no responsabiliza a la humanidad por el pecado de Adán.

No podemos negar que la condición de las mujeres a veces ha sido lamentable en el mundo musulmán, así como en el resto del mundo en general. No deseamos justificar estas circunstancias, sino solo señalar que no se originaron a partir de las enseñanzas y los valores  del Islam mismo. Ya que esto va en contra de los valores fundamentales del trato de la mujer en el Islam.

La Hermandad e Igualdad de la Humanidad

Los Valores del Islam enseñan que la familia humana es una, que no hay superioridad de un blanco sobre un negro o de un negro sobre un blanco. El Islam rechaza radicalmente todas las nociones de prejuicio racial y enseña que la única base de distinción entre los seres humanos son sus cualidades morales individuales.

El concepto de hermandad islámica tiene dos dimensiones principales; la relación de los musulmanes con los musulmanes y la relación de los musulmanes con los no musulmanes. En cuanto a la primera categoría, el Islam enseña que la hermandad entre todos los musulmanes debe ser absoluta y total. El árabe no tiene privilegios sobre los no árabes, y, como no hay clérigos ni sacerdotes en el Islam, todos los musulmanes son básicamente iguales, de arriba a abajo, de ricos a pobres, de educados a no educados. Y esto constituye parte de los valores fundamentales del Islam.

En cuanto a las relaciones entre musulmanes y no musulmanes, la enseñanza del Islam se trata de una relación de respeto mutuo y, en particular, de tolerancia. La tolerancia es uno de los valores más indispensables en la vida de todo musulmán. Es preferible que los musulmanes y los no musulmanes vivan en paz, se protejan unos a otros y cooperen entre ellos. Como dice el Corán:

“No hay compulsión en la religión …” [Noble Corán 2:256]

“Tienes tu religión y yo la mía” [Noble Quran 109:6]

La Razón

Los musulmanes consideran que su religión es muy racional y consistente con los dictados de la mente creyente y racional. Además, el Corán enseña que la facultad racional es uno de los mejores regalos de Allah para el hombre, y nos alienta a usar esta facultad y desarrollarla. El Islam no les pide a sus seguidores que crean y luego siguan todo ciega e incondicionalmente. El Corán dice, por ejemplo:

“Y si tenéis alguna duda sobre lo que hemos revelado a Nuestro siervo, venid vosotros con una sura igual; y si decís la verdad,llamad a esos testigos que tenéis en vez de Allah”. [Noble Corán 2:23]

El Islam fomenta el razonamiento, el pensamiento y la opinión personal. El profeta ﷺ dijo: “Las diferencias de opinión entre los eruditos de mis seguidores son la misericordia de Allah.” El Islam tiene un gran respeto por el aprendizaje de la ciencia y por la exploración del hombre de los secretos de la naturaleza y de la creación. De hecho, Allah reta al hombre en muchas ocasiones en el Corán a profundizar su fe, conocimiento y sabiduría a partir del estudio y la contemplación del mundo natural, su armonía, simetría y belleza. Por ejemplo:

“Él que creó siete cielos, uno sobre otro. No verás en la creación del Misericordioso ninguna imperfección. Vuelve la vista: ¿Ves algún fallo? Vuelve a mirar una y otra vez, la vista regresara a ti derrotada y exhausta” [Noble Corán 67: 3-4]

Las capacidades individuales y las habilidades únicas de las personas son un regalo de Allah, para ser desarrollado, perfeccionado y utilizado en beneficio de la humanidad. El Islam no trata de aplastar la individualidad de sus creyentes, sino más bien de guiar a cada creyente a la perfección y purificar su propia singularidad. Esta multiplicidad de personalidades expresivas y desarrolladas, enriquece a la sociedad y la coloca en un nivel superior, como la belleza de un arabesco intrincado pero unificado. Esto conforma parte de los valores Islamicos.

Los Valores y La Actitud Islámica Hacia la Guerra

A los ojos de algunos comentaristas del Islam en Occidente, el Islam ha sido retratado como una religión militante, una religión de sangre, fuego y espada. Ya hemos tratado de llamar la atención sobre la preocupación fundamental del Islam por la tolerancia y la libertad religiosa, y también hemos comentado sobre el énfasis que el Islam pone en la paz y la cooperación entre la humanidad. Sin embargo, el Islam es una religión práctica, una religión que nunca ignora por un solo momento las complejidades y demandas de las duras realidades y hechos de la vida.

El Islam está fundamentalmente interesado en establecer sociedades en las que los derechos de la libertad de creencia, los derechos humanos y la protección de la vida, la dignidad, la propiedad y los valores del islam estén a salvo de las amenazas internas y externas.

Por lo tanto, el Islam enseña a sus seguidores a ser misericordiosos e inclinarse hacia el perdón y la paz, incluso en tiempos de guerra. Esto son son valores fundamentales

Por lo tanto, el Islam estipula los valores y principios que los musulmanes deben seguir antes, durante y después de la guerra. La paz se establecerá sobre la base de la justicia. Los musulmanes no deben ser agresivos ni violar los tratados que han concluido con otros, pero la guerra se librará en defensa de la comunidad musulmana y de lo que representa. Durante la guerra, no habrá asesinatos de civiles ni de quienes no participen directamente en la guerra. Los prisioneros deben ser tratados humanamente. Se debe evitar la destrucción de tierras, árboles frutales, animales y pueblos y aldeas. Los musulmanes deben inclinarse por la paz si el enemigo está sinceramente inclinado a la paz, y deben hacer tratados y acuerdos para preservar esa paz y luego observar esos tratados mientras el enemigo los observe. El concepto de ‘jihad’ es uno de los conceptos más elevados del Islam. El término a veces ha sido traducido como ‘Guerra Santa’. Sin embargo, esta traducción es incompleta porque Jihad también significa ‘lucha’. Es un concepto que pone gran énfasis en el activismo y el autosacrificio, aunque no se aplica solo al sacrificio en la guerra. El Profeta ﷺ dijo que la jihad más grande es la lucha del musulmán para purificarse que consiste en todo el esfuerzo que hace el musulmán en su vida externa, la caridad, la vida recta y los actos, el esfuerzo constante para lograr el Camino Correcto en sus tratos con sus semejantes. Estos son los valores fundamentales que constituyen la verdadera personalidad de los musulmanes. Esta es la verdadera lucha en el Camino de Allah.

Los Cinco Pilares del Islam

El Islam establece cinco obligaciones principales que son obligatorias para todos los musulmanes, y forman la estructura o pilares de su vida. Son:

1.El Testimonio de fe o Shahada. Que es la creencia en la Unicidad de Allah, y el dar testimonio de esta creencia con las palabras. “Doy testimonio de que no hay más dios que Allah, y que Muhammad es Su Profeta y Mensajero”.

2. La Oración. Las cinco oraciones diarias la oración del alba, al mediodía, la de la media tarde, el ocaso y la oración de la noche. Estas cinco oraciones diarias le ayudan a uno a desarrollar la conciencia de Allah en su vida cotidiana. La importancia de estas no se puede exagerar. Son un recordatorio constante para el creyente de la Presencia y el Poder de Allah y ayudan al creyente a evitar apartarse del Camino Correcto.

3. El Zakath. La concesión de la caridad al prójimo. El Islam pone gran énfasis en la generosidad y la caridad como un medio para purificar el alma y acercarse a Allah. El musulmán está obligado a dar voluntariamente cada vez que él / ella puede; sin embargo, se requiere que cada año pague un impuesto de caridad obligatorio de dos y medio por ciento de sus ganancias netas anuales que exceden las necesidades, para darla a los pobres y necesitados, etc. El Zakat – caridad – por lo tanto permite a la comunidad musulmana cuidar de todos sus miembros y asegura que nadie se verá privado de su derecho humano básico a existir.

4. El Ayuno. Ayunar durante el noveno mes del año lunar ‘Ramadán’. Este ayuno se impone a los musulmanes de buena salud y cuerpo sano que hayan alcanzado la edad de madurez física y no están impedidos para realizar el ayuno por diversas circunstancias, como los viajes, enfermedades, enfermedades mentales, o específicamente en el caso de las mujeres, la menstruación o parto. El ayuno de Ramadán comienza al amanecer y dura hasta la puesta del sol. Durante este período, el musulmán se abstiene de comer, beber, tener relaciones sexuales y fumar. El ayuno enseña autodisciplina y control, mientras purifica el alma y el cuerpo y fortalece la conciencia de Allah en uno.

5. La peregrinación a La Meca (Hajj). La peregrinación se requiere de todos los musulmanes al menos una vez durante su vida, si tienen los medios físicos y financieros. La peregrinación anual a La Meca es uno de los eventos más importantes del mundo musulmán, que une a musulmanes de todas las razas y de todos los rincones del mundo. Esta es una gran experiencia en la vida de un musulmán que le permite acercarse a Allah y poner en practica los valores islamicos. Nos gustaría recordarle al lector que la Mezquita Sagrada en La Meca fue construida por el Profeta Abraham y su hijo, el Profeta Ismael, la paz sea con ellos.

¿Quién es un Musulmán?

Como no hay sacerdocio en el Islam, ni clero ni institución religiosa oficial, todo lo que uno tiene que hacer para convertirse en musulmán es estar personalmente convencido de los valores y  de la verdad que el Islam enseña y dar testimonio de que “No hay más dios que Allah, y que Muhammad es Su Profeta y mensajero “.

Una de las grandes bellezas del Islam es su simplicidad, su naturalidad y su falta de formalidades. El Islam es la religión de Adán y de la humanidad en sus etapas más tempranas y más avanzadas de desarrollo. Allah dice en el Noble Corán:

“Mantén tu rostro sin apartarlo de la Adoración primigenia, como hanif. La marca original de Allah, con la que ha marcado a los hombres al crearlos. No se puede reemplazar la creación de Allah. Ésa es la forma de Adoración genuina, sin embargo la mayoría de los hombres no sabe.” [Noble Corán 30:30]

Load More Related Articles
Comments are closed.

Check Also

Una Fuente de Guía para la Humanidad

La última manifestación de la gracia de Dios para el hombre, la última sabiduría, y la últ…