Home Lo Básico El Profeta Muhammad El Profeta del Islam

El Profeta del Islam

0
El Profeta del Islam- Muhammad

Casi todos en la tierra hoy están hablando sobre el profeta Muhammad (la paz y las bendiciones sean con él). La gente quiere saber, “¿Quién era exactamente?” -¿Qué enseñó? -¿Por qué era tan amado por algunos y odiado tanto por otros? -¿Vivio a la altura de sus pretensiones? -¿Era un hombre santo? -¿Era el profeta de Dios? “¿Cuál es la verdad sobre este hombre – Muhammad ﷺ?”¿Cómo podemos descubrir la verdad y ser totalmente honestos en nuestro juicio?

Comenzaremos con las evidencias históricas muy simples, hechos narrados por miles de personas, muchas de las cuales lo conocían personalmente. Lo siguiente se basa en libros, manuscritos, textos y testimonios reales, todos han sido conservados en forma original a lo largo de los siglos tanto por musulmanes como por no musulmanes.

Su Nombre

Muhammad ibn (hijo de) Abdullah ibn (hijo de) Abdul Mutalib ﷺ, nació en el año 570 d.C. (Era de Cristo) en Makkah, Arabia Félix (hoy: Arabia Saudita) y murió en 633 E.C. en Yathrib (hoy: Madinah, Arabia saudita).

Sus nombres: cuando nació, su abuelo, Abdul Muttalib, le dio el nombre de Muhammad ﷺ, lo que significa “alabado” o “elogiado”. Más tarde, se denominó “As-Siddiq” (el veraz) por todos que le conocieron por su naturaleza veraz y honesta. Siempre dijo solamente la verdad. También se denominó “Al-Amin” (el digno de confianza) debido a su integridad y siempre sostenido cualquiera confianza dada a él.confianza) debido a su integridad y siempre manteniendo cualquier confianza dada a él. Cuando las tribus luchaban entre sí, las dos partes le confiaban sus posesiones durante los combates, aunque pudiera estar contra algunos de sus propios miembros de la tribu, porque sabían que siempre defendería cualquier confianza que se le diera. Todos sus nombres indican la naturaleza misma de un hombre que fue elogiado por su honestidad, integridad y confiabilidad. Además fue bien conocido por defender la reconciliación del parentesco y las relaciones. Ël Ordenó a sus seguidores que siempre honrarán los vínculos familiares (hermanos y otros parientes cercano.

Esto concuerda perfectamente con la profecía mencionada en la Biblia en el libro de Juan en los capítulos 14 y 16, respecto a la venida de un profeta conocido como “El Espíritu de Verdad” o el “Consolador”.

Nacido Como Descendiente de Abraham

Nacido como descendiente de Abraham, la paz y las bendiciones sean con él, a través de su hijo primogénito, Ismael ( Ismail en árabe), la paz y las bendiciones sean con él, a la tribu noble de Quraish quienes eran los líderes de Makkah en aquel tiempo. Línea de sangre de Muhammad remonta directamente a Abraham, la paz y las bendiciones sean con él.

Esto en verdad podría referirse al cumplimiento de las profecías del Antiguo Testamento (Torá) en Deuteronomio (capítulo 18:15) sobre un profeta similar a Moisés y de entre “sus hermanos”.

Cumplió con las Ordenes de Allah

Cumplió con las órdenes de Allah Todopoderoso igual como habían hecho sus bisabuelos y profetas en el pasado (la paz de Dios sea con ellos). Aquí está una declaración de Muhammad ﷺ mientras el Corán estaba siendo revelado a él por el ángel Gabriel.

“Di: “Venid, que os declare lo que vuestro señor os ha prohibido: “Que no asociéis nada con Él, que hagáis el bien a vuestros padres y no matéis a vuestros hijos por temor a la miseria. Nosotros os proveemos de sustento, a vosotros y a ellos, no os acerquéis a las faltas graves ni externa ni internamente y no mateis a quien Allah ha hecho inviolable excepto por derecho. Esto es lo que se os recomienda para que tal vez razonéis.” [Noble Corán 6:151]

Vivió en Total Compromiso con su Creencia

El profeta Muhammad ﷺ vivió en total compromiso con su Creencia en un solo Dios,y como tal, adoró a Dios solo, sin asociarlo con otros dioses. Este es el primer mandamiento en el Antiguo Testamento. (Éxodo capítulo 20 y Deuteronomio capítulo 5) y en el Nuevo Testamento también (Marcos 12:29).

Ordenó a sus Seguidores a Obedecer a Allah

El profeta Muhammad ﷺ ordenó a sus seguidores a obedecer a Allah el Todopoderoso. Les mandó a seguir los mandamientos como se revelaban a él por el ángel Gabriel de Allah el Todopoderoso. Lee a continuación, una de muchas declaraciones similares en el Corán:

Ciertamente, Dios ordena la justicia, hacer el bien, y la generosidad para con el prójimo; y prohíbe la indecencia y todo lo que va en contra de la razón, así como la envidia; [y] os exhorta [con insistencia] para que tengáis [todo esto] presente. [Noble Corán 16:90]

El profeta Muhammad ﷺ nunca hizo la práctica común de los hombres de la tribu de adorar a estatuas, ídolos o “dioses” hechos por el hombre. Prohibió a sus seguidores adorar a otro más que al Verdadero Dios (Allah) de Adán, Abraham, Moisés o cualquier otro profeta. La paz de Allah sea con ellos todos.

“Pero quienes recibieron el Libro con anterioridad [judíos, cristianos y otros] rompieron su unidad [en la fe] cuando les llegó la evidencia clara [a pesar de provenir de la misma fuente divina], en la que únicamente se les ordenaba que fueran monoteístas adorando sólo a Dios con sinceridad, que realizaran la oración y pagaran el zakat (caridad), pues esa es la verdadera religión.”. [Noble Corán 98:4-5]

Despreciaba la adoración falsa a cualquier dios hecho por el hombre, imágenes o cualquier otra cosa a modo de deidad. Odiaba todas las complejidades y degradaciones a las que conducía.

Esto es en obediencia directa al segundo mandamiento en los versos mencionados arriba, “No harás ninguna imagen esculpida”.

El profeta Muhammad ﷺ siempre llevaba el nombre de Dios (Allah) en la más alta de las reverencias y nunca tomó el nombre de Dios en vano o para cualquier propósito vanaglorioso

Prohibió sus seguidores a hacer cualquier cosa como ésta y les animaba a usar nombres como “el sirviente de Dios el Todopoderoso” (Abdullah).

Mantuvo la Adoración y las Ceremonias de sus abuelos, Abraham e Ismail

El profeta Muhammad ﷺ mantuvo la adoración y las ceremonias correctas de sus abuelos, Abraham e Ismail, la paz sea con ellos. Aquí está algo del segundo capítulo del Corán. Lee detenidamente.

“Y [recuerda, oh, Muhammad] cuando Abraham fue puesto a prueba por su Señor con unas órdenes, y las cumplió. Dijo [Dios]: “Haré de ti un guía para la gente”. Preguntó [Abraham]: “¿Y de mis descendientes?” Dijo [Dios]: “Mi pacto [la profecía] no incluye a los injustos”. Y [recuerden] cuando hice de La Casa [la Ka‘bah] un lugar de reunión y refugio para la gente. “[Oh creyentes] Tomen el sitial de Abraham como lugar de oración”. Y cuando indiqué a Abraham e Ismael: “Purifiquen Mi Casa para quienes vengan a hacer el rito de la circunvalación y el retiro espiritual, y los que se inclinan y prosternan durante su oración”. Y [recuerden] cuando Abraham dijo: “¡Señor mío! Haz de esta ciudad [La Meca] un lugar seguro, y beneficia con frutos a los pobladores que creen en Dios y en el Día del Juicio Final”. Dijo [Dios]: “[Pero] al que rechace la verdad lo dejaré disfrutar por un tiempo, y después lo conduciré al castigo del Fuego. ¡Qué pésimo destino!” Y [recuerden] cuando Abraham e Ismael levantaron los cimientos de La Casa, dijeron: “¡Oh, Señor! Acepta nuestra obra. Tú eres el que todo lo oye, todo lo sabe”. “¡Señor nuestro! Haz que nosotros nos entreguemos a Tu voluntad, y que nuestra descendencia también lo haga [como una nación de musulmanes]. Enséñanos nuestros ritos para la peregrinación y acepta nuestro arrepentimiento; Tú eres el Indulgente, el Misericordioso”. “¡Señor nuestro! Haz surgir de entre nuestra descendencia un Mensajero que les recite Tus palabras y les enseñe el Libro y la sabiduría, y los purifique. Tú eres el Poderoso, el Sabio”. ¿Y quién sino el de espíritu necio, puede rechazar la religión [monoteísta] de Abraham? Fue un elegido en este mundo, y en el otro se contará entre los justos. Y [recuerden] cuando le dijo su Señor: “Entrégame tu voluntad”, respondió: “Le entrego mi voluntad al Señor del Universo”. Y esto fue lo que Abraham y Jacob legaron a sus hijos: “¡Oh, hijos míos! Dios les ha elegido esta religión, y no mueran sin haber entregado su voluntad [a Dios].” [Noble Corán 2:124-132]

El profeta Muhammad ﷺ realizó esas mismas ceremonias de adoración, que hacían los profetas antes de él, inclinándose hacia el suelo y postrándose ( cayendo sobre el rostro) mientras oraban y adoraban. Miraba hacia Jerusalén mientras rezaba y ordenó a sus seguidores a hacer lo mismo (hasta que Allah envió al ángel Gabriel con la revelación de cambiar la dirección (Qibla) mencionada en el Corán).

El Profeta Muhammad Abogó por los Derechos de todos los Miembros de la Familia y Especialmente los Vínculos con los Padres

El profeta Muhammad abogó por los derechos de todos los miembros de la familia y especialmente los vínculos con los padres, madre y padre, también los derechos de las niñas, niñas huérfanas y, ciertamente, para las esposas.

Es conocido del Corán que Muhammad ﷺ ordenó a sus seguidores que fueran buenos y respetuosos con sus padres. Fueron ordenados a ni siquiera decirles, “¡uf!” mientras cuidaban de ellos sobretodo en su vejez. Lee el Corán:

“Tu Señor ha ordenado que sólo lo adoréis a Él y que hagáis el bien con los padres. Y si alguno de ellos, o a los dos juntos, les llega la vejez junto a ti, no les digas “uff¨ni los rechaces, sino que háblales con buenas palabras”. [Noble Corán 17:23]

Defendió los Huérfanos y los Recién Nacidos

El profeta Muhammad ﷺ defendió los huérfanos y los bebés recién nacidos. Ordenó el cuidado de los huérfanos y la alimentación de los pobres como medio para entrar en el Paraíso y si alguien retuviera los derechos de los desvalidos, podrían olvidarse de ver el Paraíso. También prohibió la matanza de las niñas recién nacidas, como era una costumbre de la ignorancia de acuerdo con las tradiciones árabes primitivas. El Corán hace referencia a esto; cuando, en el día del juicio aquellos quienes practicaban el mal acto de terminar con la vida de sus propias hijas, estarán expuestos a eso, El Corán dice:

“Cuando la niña enterrada viva sea preguntada por qué crimen la mataron”. [Noble Corán 81:8-9]

“Aquellos que dan de sus bienes dia y noche,en secreto y en público, tendrán su recompensa junto a su Señor y no tendrán que temer ni se entristecerán”. [Noble Corán 2:274]

El profeta Muhammad ﷺ ordenó a los hombres a no “heredar las mujeres contra sus deseos”, a no casarse con ellas excepto después del consentimiento mutuo y no tocar su riqueza o herencia a fin de mejorar sus propias condiciones financieras.

“¡Vosotros que creeis! No os está permitido heredar las mujeres por la fuerza ni que les pongais impedimentos para llevaros parte de lo que les disteis; excepto que hayan cometido un acto probado de indecencia. Convivid con ellas según lo reconocido, y si os disgustan, tal vez os esté disgustando algo en lo que Allah ha puesto mucho bien”. [Noble Corán 4:19]

o se casó con ella la primera vez que su padre le ofreció su mano en matrimonio. Se casó con ella sólo después que alcanzó la edad de la pubertad y pudo decidir por sí misma. Su relación es descrita en cada detalle por Ayesha misma de la manera más amorosa y respetuosa como un par verdaderamente hecho en el paraíso. Aisha es considerada una de las más grandes eruditas del Islam y vivió su vida entera como esposa de Muhammad ﷺ nunca deseó otro hombre sino él, ni jamás pronunció palabras negativas sobre Muhammad ﷺ.

El profeta Muhammad ﷺ ordenó a los hombres a “proteger” las mujeres sean sus propias madres, hermanas, esposas, hijas o sean las de otros (musulmanas o no musulmanas).

“Los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros y en virtud de lo que ( en ellas) gastan de sus riquezas. Las habrá que sean rectas, obedientes y que guarden, cuando no las vean, aquellos que Allah manda a guardar..Pero a aquellas cuya animadversión temáis, amonestadlas [primero]; luego dejadlas solas en el lecho; luego (advierteles con un claro ejemplo o parábola para hacerles entender lo que está ocurriendo antes de pasar a un divorcio); pero si entonces os obedecen, no hagáis nada contra ellas. ¡Ciertamente, Dios es en verdad excelso, grande!” [Noble Corán 4:34]

Prohibió la Matanza de Niños por Temor a la Pobreza y  Matar a Personas Inocentes

El profeta Muhammad ﷺ, prohibió la matanza de niños por temor a la pobreza y también prohibió matar a personas inocentes.

Di: “Venid, yo os diré lo que vuestro Señor os ha prohibido: Que no consideréis Dios a nadie más que a Él y que seáis buenos con vuestros padres. Que no matéis a vuestros hijos por miedo a la pobreza, pues Nosotros os proveeremos a vosotros y a ellos. Que no os aproximéis a lo pecaminoso e indecente, sea manifiesto o privado y que no matéis a nadie que Dios haya prohibido matar, excepto con causa justificada. Esto es lo que Él ha dispuesto para vosotros. Quizás así razonéis.” [Noble Corán 6:151]

Nunca Cometió Adulterio

El profeta Muhammad ﷺ, nunca cometió adulterio, y él requirió que sus seguidores se involucraran sólo en relaciones legales de matrimonio con las mujeres, y prohibiría el sexo fuera de la ordenanza de Dios Todopoderoso.

“Satanás os atemoriza con la pobreza y os ordena la avaricia, pero Dios os promete Su perdón y Su favor. Y la bondad de Dios todo lo alcanza, Él todo lo sabe.” [Noble Corán 2:268]

“Di: lo que de verdad ha prohibido mi Señor son las indecencias, tanto las externas como las que se ocultan, la maldad, el abuso sin razón, que asociéis con Allah aquello sobre lo que no ha descendido ninguna evidencia y que digáis sobre Allah lo que no sabéis”. [Noble Corán 7:33]

Un hombre adúltero sólo habrá podido hacerlo con una adúltera o con una asociadora y una mujer que adultera sólo habrá podido hacerlo con un adúltero o un asociador. Y esto es ilícito para los creyentes” . [Noble Corán 24:3]

“Verdaderamente aquellos de entre los que creen aman que se propague la indecencia, tendrán un castigo doloroso en esta vid t en la Otra. Allah sabe y vosotros sabéis”. [Noble Corán 24:19]

“¡Profeta! Cuando vengan a ti las creyentes para jurarte fidelidad en los términos de no asociar nada a Alla, no robar, no cometer adulterio, no matar a sus hijos, no inventar ninguna falsedad sobre su situación y no desobedecerte en nada de lo reconocido como bueno, acéptales el juramento y pide perdón por ellas. Es cierto que Allah es Perdonador, Coomapsivo”. [Noble Corán 60:12]

La gente cometió fornicación y adulterio en la mayoría de los lugares alrededor del mundo en tiempos de Muhammad, pero él nunca lo hizo ni una sola vez, y él prohibió a todos sus seguidores esta práctica malvada.

El profeta Muhammad ﷺ prohibió de la usura y el interés en los préstamos de dinero, igual como Jesús la paz sea con él, había hecho desde siglos antes. Está demostrado que la usura come la riqueza y destruye los sistemas económicos a lo largo de la historia. Así, tal como en las enseñanzas de los profetas de la antigüedad, Muhammad ﷺ, insistió en que tales prácticas eran tan malignas que tenían que ser evitadas para estar en paz con El Creador (Allah)

“Los que lucran con la usura saldrán [de sus tumban el Día del Juicio Final] como un loco poseído por el demonio. Esto es porque dicen que el comercio es igual que la usura, pero [no, porque] Dios permitió el comercio y prohibió la usura. A quien le haya llegado de su Señor [el conocimiento de] la prohibición [de la usura] y se haya abstenido arrepintiéndose, podrá conservar lo que obtuvo en el pasado, y su asunto será juzgado por Dios. Mas si reincide, se contará entre los moradores del Fuego, en el que sufrirá eternamente. Dios quita a las ganancias de la usura toda bendición, pero bendice los actos de caridad con un incremento multiplicado. Dios no ama a los que niegan la verdad y transgreden [la prohibición de la usura]. Los creyentes que obran correctamente, cumplen la oración prescrita y pagan el zakat, serán recompensados por su Señor, y no sentirán temor ni tristeza. ¡Oh, creyentes! Tengan temor de Dios y renuncien a los intereses que les adeuden por usura, si es que son realmente creyentes. Pero si no abandonan el lucro a través de la usura, sepan que Dios y Su Mensajero les declaran la guerra. Quien abandona la usura tiene derecho al capital original, de esta forma no oprimirán ni serán oprimidos.” [Noble Corán 2:275-279]

Nunca Jugó Juego de Azar y no lo Permitió

El profeta Muhammad ﷺl, nunca jugó juego de azar y no lo permitió. Al igual que la usura, el juego quita riqueza, pero a un ritmo aún más rápido.)..

“Te preguntan sobre el vino y el juego de azar. Di: En ambas cosas hay mucho daño para los hombres y algún beneficio, pero el daño es mayor que el beneficio. Y te preguntan qué deben gastar. Di: Lo superfluo. Así os aclara Allah los signos ¡Ojala reflexioneis”. [Noble Corán 2:219]

Apostar no se consideraba tan malo hasta la era de Muhammad ﷺ. Hoy en día, esto lleva a la destrucción de familias e incluso perjudica la salud mental. La idea de obtener dinero a cambio de no hacer nada no es la manera correcta de la vida prescrita por las enseñanzas de Muhammad ﷺ.

Nunca Bebió Alcohol o Licor

El profeta Muhammad ﷺ nunca bebió alcohol o licor pese a ser una cosa tan normal para la gente de su lugar y época.

“¡ Vosotros que creeis! Ciertamente el vino, el juego de azar los altares de sacrificio y las flechas adivinatorias son una inmundicia procedente de la actividad del Satán; apartaos de todo ellos y podréis tener éxito. Realmente el satán quiere desencadenar entre vosotros la enemistad y el odio sirviéndose del vino y del juego de azar, y así apartaros del recuerdo de Allah y del salat. ¿No desistiréis?” [Noble Corán 5:90-91]

Los árabes, como la mayoría en otras culturas, consumían alcohol sin preocuparse por su salud o por su comportamiento alterado durante la borrachera. La mayoría de ellos tomaban alcohol.

Hoy en día, casi no se necesita hacer largas charlas sobre los males y los riesgos de ingerir alcohol. Además de causar enfermedades y destruir la salud de la persona, se le atribuye al alcohol ser la causa de muchas accidentes de tráfico que resultan en daños a lapropiedad, lesiones y muertes. La primera ordenanza fue dirigida a los seguidores de Muhammad ﷺ para que dejaran de hacerlo durante los tiempos de adoración a Dios, después se prohibió del todo. En consecuencia, a los primeros musulmanes se les dio tiempo para desprenderse de su adicción.

El profeta Muhammad ﷺ nunca participó en chismes ni murmuraciones y siempre evitaba escuchar cualquier cosa relacionada con ello.

“¡ Vosotros que créis! Si alguien, que no es digno de confianza, os llega con una noticia, aseguraos antes; no vaya a ser que, por ignorancia, causéis daño a alguien y tengáis luego que arrepentiros de lo que hicistéis”. [Noble Corán 49:6]

¡Oh, creyentes! No se burlen unos de otros, porque pudiera ser que los que son blancos de las burlas sean mejores que los que se están burlando. Que las mujeres no se burlen de otras mujeres, porque es posible que las que son el blanco de las burlas sean mejores que las que se burlan. No difamen ni pongan apodos ofensivos. ¡Qué malo es comportarse como un corrupto luego de haber sido agraciado con la fe! Quienes no se arrepientan… esos son los injustos. ¡Oh, creyentes! Eviten sospechar demasiado [de la actitud de los demás] pues algunas sospechas son un pecado. Y no se espíen, ni hablen mal del ausente, porque es tan repulsivo como comer la carne muerta de su hermano. ¿Acaso alguien desearía hacerlo? Por supuesto que les repugnaría. Tengan temor de Dios, porque Dios es Indulgente, Misericordioso. [Noble Corán 49:11-12]

Estas enseñanzas definitivamente serían bien apreciadas justo ahora cuando encontramos a casi todo el mundo haciendo chisme insultando a los demás incluso a los más cercanos a la familia o los amados.

Era el más Generoso

El profeta Muhammad ﷺ era el más generoso y siempre llamaba a los otros para comportarse así con los demás. Les pidió también perdonar las deudas de los otros esperando obtener una recompensa mejor de su Señor (Allah).

“ Y si está en dificultad ( el deudor), concededle un plazo de espera hasta un momento de desahogo, aunque es mejor para vosotros que renuncies generosamente. Y temed el día en el que regreséis a Allah. Entonces cada uno recibirá lo que se haya ganado y nadie será objeto de injusticia”. [Noble Corán 2:280-281]

El profeta Muhammad ﷺ ordenó que se diera la limosna a los pobres y fue el defensor y el protector de viudas, huérfanos y peregrinos.

“Por eso, no abuses del huérfano. Ni ahuyentes al mendigo”. [Noble Corán 93:9-10]

“[Den caridad a] los pobres que padecen necesidad [por dedicarse] a la causa de Dios y no pueden viajar por la tierra [para trabajar y ganar su sustento]. Quien ignora [la realidad de] su situación los cree ricos, ya que por dignidad no mendigan. Pero los reconocerás por su conducta, no piden inoportunamente. Lo que sea que des en caridad, Dios lo sabe”. [Noble Corán 2:273]

El profeta Muhammad ﷺ enseñó a la gente cómo confrontar las dificultades más extremas y las pruebas que nos ocurren durante nuestras vidas.
Sostuvo que mediante la paciencia y la actitud humilde podríamos encontrar una solución y entender las complicaciones y las decepciones de la vida. Fue el más paciente de todos y fue ejemplo de humildad. Todos quienes le conocieron tuvieron que admitir tales virtudes.

“¡Vosotros que creéis! Buscad ayuda a través de la paciencia y del salat; es cierto que allah está con los pacientes”. [Noble Corán 2:153]

Explicaba que esta vida es una prueba de Allah:

Los pondremos a prueba con algo de temor, hambre, pérdida de bienes materiales, vidas y frutos, pero albricia a los pacientes. Aquellos que cuando les alcanza una desgracia dicen: “De Dios provenimos, y a Él retornaremos [para que nos juzgue por nuestras acciones] ”. [Noble Corán 2:155-156]

El profeta Muhammad ﷺ ayunaba para estar más cerca a Dios el Todopoderoso y lejano de los placeres mundanos.

“¡¡Creyentes! Se os ha prescrito el ayuno al igual que se les prescribió a los que os precedieron. ¡Ojala tengaís temor (de Allah)!”. [Noble Corán 2:183]

Llamó a Poner un Fin al Racismo y al Tribalismo

El profeta Muhammad ﷺ llamó a poner un fin al racismo y al tribalismo desde el comienzo hasta el fin de su misión. De verdad, fue el pacificador en todos los tiempos y para toda la gente.

“¡Oh, seres humanos! Los he creado a partir de un hombre y de una mujer, y los congregué en pueblos y tribus para que se reconozcan los unos a los otros. El mejor de ustedes ante Dios es el de más piedad.. Dios todo lo sabe y está bien informado de lo que hacen”. [Noble Corán 49:13]

Y en otro verso del Corán:

“¡Oh, seres humanos! Tengan temor de su Señor, Quien los ha creado de un solo ser, del que creó a su cónyuge e hizo descender de ambos muchos hombres y mujeres. Tengan temor de Dios, en Cuyo nombre se reclaman sus derechos, y respeten los lazos familiares. Dios los observa.” [Noble Corán 4:1]

 En cuanto hacer buenas relaciones y reconciliarse a la gente después de peleas, el Corán dice:

“Crean en Dios y en Su Mensajero, asistan y honren [al Profeta], y glorifiquen [a Dios] por la mañana y por la tarde. Quienes te juran fidelidad en realidad están jurando fidelidad a Dios, pues la mano de Dios está sobre sus manos. Quien no cumpla con el juramento sólo se perjudicará a sí mismo; en cambio, quien respete lo pactado con Dios recibirá una recompensa grandiosa.”. [Noble Corán 49:9-10]

El Profeta Muhammad ﷺ Enseñó que Jesús fue la Concepción Inmaculada y Nacimiento Milagroso de María

El profeta Muhammad ﷺ enseñó que Jesús (la paz sea con él) fue la inmaculada concepción y el nacimiento milagroso de María, y que Dios el Todopoderoso la eligió por encima de todas las mujeres de la humanidad. También insistió a los judíos de Medina de que Jesús (la paz y las bendiciones de Dios sean con él) fue el Mesías, el Cristo, aquel anunciado en la Torá (el Antiguo Testamento). Enseñó también que Jesús, la paz sea con él, hizo muchos milagros con permiso de Dios el Todopoderoso, curar leprosos, devolver la vista a los ciegos y hasta resucitar a los muertos. Y que no se murió, pero Dios el Todopoderoso le elevó. Además predijo que Jesús volverá en los últimos días para liderar a los verdaderos creyentes en una victoria contra el mal y la gente viciosa y que destruirá al Anticristo.

El profeta Muhammad ﷺ prohibió matar, incluso cuando sus seguidores estaban siendo asesinados, hasta que Dios ordenó tomar represalias pero incluso en ese entonces se limitó a quienes combatieron contra los musulmanes o el Islam, e incluso entonces se debían seguir unas reglas muy estrictas de Allah.

Load More Related Articles
Comments are closed.

Check Also

Qué es lo que Dice El Islam – Casualidad o Inteligencia

¿Qué es lo que Dice El Islam Sobre la Creación, La Evolución y El Diseño Inteligente : Cas…