Home Blog Artículos Abordar a la Familia: La Vida Después de la Shahada

Abordar a la Familia: La Vida Después de la Shahada

0
Abordar a la Familia: La Vida Después de la Shahada

A todos los nuevos musulmanes, bienvenidos a la familia del Islam y que Allah los recompense, los guíe y los fortalezca en Su Deen mientras continúan su viaje más allá de la Shahada.

Uno de los problemas más comunes para los nuevos musulmanes es cómo abordar a los miembros de la familia con la noticia de que han aceptado el Islam. Este es siempre un tema difícil y la situación de cada persona es diferente. Entonces, no hay una forma correcta de hacerlo. Sin embargo, nos gustaría ofrecerte algunos consejos que debes tener en cuenta que pueden ayudarte a medida que comienzas la conversación.

Cuéntales Cuando te Sientas Listo

Algunas personas quieren contarles a la familia de inmediato y otras sienten la necesidad de esperar. Ambos opciones están bien. Incluso entre los compañeros del Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones sean con él), algunas personas anunciaron su conversión al Islam a la familia de inmediato, mientras que otros mantuvieron su fe en privado hasta que sintieron que era el momento adecuado. El camino que debes tomar dependerá de tu situación particular.

Por ejemplo, algunos nuevos musulmanes esperan contarle a la familia hasta que se sientan más firmes y tengan más conocimiento de su fe para que cuando llegue el momento puedan responder mejor a sus preguntas e inquietudes. Otros que saben que la familia tiene puntos de vista negativos sobre el Islam, tratarán de desmantelar algunos estereotipos negativos y suavizar su comprensión de la religión antes de contarles sobre su conversión. Por otro lado, algunas personas eligen abrirse completamente con sus familias a lo largo de su transición al Islam y no sienten la necesidad de posponerlas.

Tu te conoces a tí mismo y a la familia, así que piensa qué enfoque te funcionará mejor a ti y diles cuando estés listo.

Trata de no Abrumarlos

Recuerda que aunque hayas estado considerando la Shahada por un tiempo, es probable que esto sea completamente inesperado para la familia. Por lo tanto, aunque puedas estar muy entusiasmado y feliz de abrazar el Islam, trata de no mostrarse muy temperamental cuando les des la noticia. La forma en que manejes esta situación tendrá una influencia tremenda en la forma en que la familia te perciba a ti y al Islam en el futuro. Por lo tanto, abordarlo con cuidado y consideración.

Éstos son algunos de los posibles enfoques que podrias considerar:

  • Si no estas seguro de cómo se sienten con respecto al Islam en general puedes tratar de mencionarlo de manera informal para poner a prueba las aguas. Esto puede ayudarte a determinar si están listos para la noticia y también puede proporcionarte una oportunidad para aclarar de antemano algunos conceptos erróneos que puedan tener sobre la religión.
  • Cuando finalmente te sientas preparado recuerda que no tienes que decírselo a todos a la vez. Puedes comenzar con un miembro de la familia con quien seas cercano y que sea más comprensivo y esté dispuesto a escucharte.
  • Explícales tu situación y ve cómo responden. Si la conversación no sale tan bien como esperabas puedes intentar un enfoque diferente en el futuro. Si la conversación va bien incluso puedes encontrar en esa persona un apoyo mientras le cuentas al resto de tu familia.
  • Cuando hables con su familia sobre tu conversión al Islam trata de no abrumarlos demasiado de una manera inmediata.

Aquí hay un ejemplo de lo que no debes decir:

“Mamá y papá, quiero que sepan que he decidido convertirme en musulmán. También quiero que sepan que a partir de ahora tendrán que comprarme toda la carne Halal y quitar todo el tocino de la casa. También quiero que sepan que mi nuevo nombre es Asadullah Hamza Abdul Khaliq y de ahora en adelante solo responderé a ese nombre. También quiero que sepan que voy a cultivar mi barba a la altura de los puños. También quiero que sepan acerca de los milagros cientificos del Corán que prueban innegablemente que esta es la palabra de Allah. También quiero que sepan que me casaré dentro de dos semanas a partir de hoy, esta es su invitación. También quiero que sepas …” 

¡NO HAGAS ESO! ¡NO HAGAS ESO! ¡NO HAGAS ESO!

El solo hecho de que te conviertas en musulmán va a ser lo suficientemente impactante para ellos y mucho para que puedan adaptarse. Haz que esto sea lo más fácil posible para ellos sin comprometer tu Islam. En cuanto a Dawah, puede que estés muy emocionado de compartir esta hermosa forma de vida con la familia, pero este puede no ser el mejor momento. Además del hecho de que tu todavía estás aprendiendo, es posible que no estén muy receptivos a eso ahora, ya que aún están procesando tu conversión. Si tratas de presionar al Islam sobre ellos, en realidad puede tener el efecto opuesto, alejándolos completamente de la religión y dañando tu relación con ellos, lo que puede llevar mucho tiempo reparar. Por supuesto, si te hacen preguntas sobre el Islam y quieren aprender, eso es genial, de todos modos respóndelas. Pero, no tomes una pregunta simple como una solicitud de una conferencia de 30 minutos.

En este punto, honestamente, la mejor manera de enseñarles sobre el Islam es a través de tu propio ejemplo. Sé paciente, amoroso y comprensivo. Allah nos dice en el Noble Corán:

“Tu Señor ha ordenado que sólo Lo adoréis a Él y que hagáis el bien con los padres.
Y si alguno de ellos, o a los dos juntos, les llegue la vejez junto a ti, no les digáis “uff” ni los rechaces, sino que háblales con buenas palabras.“ [Noble Corán 17:23]

Cuando hables con la familia sobre tu Islam, es importante evitar entrar en discusiones. Esto puede ser difícil ya que ellos pueden sentir que sus creencias están siendo desafiadas, su juicio está siendo cuestionado y su punto de vista está siendo ignorado. Sin embargo, debes tener en cuenta que esto no es un debate y no se trata de demostrar que tienes razón. Esta es una oportunidad para poner el Islam en práctica.

Sé Paciente con la Familia

Habla con ellos e intenta responder a sus preguntas. Pero si comienzan a sentirse frustrados y confrontativos, no te permitas seguirlos por ese camino. Mantén una actitud tranquila y si las emociones se ponen demasiado altas, respetuosamente toma un descanso.

Sé Cariñoso

Muéstrales la misericordia y la compasión que el Islam enseña. Recuérdales que son una familia y que los amas. Se amable y respetuoso en todo momento y dales muchos abrazos.

Sé Comprensivo

Haz tu mejor esfuerzo para ver las cosas desde su punto de vista, incluso si no te ofrecen la misma cortesía. Reconoce que, por el momento al menos, ellos no ven el Islam de la misma manera que tu y pueden estar genuinamente preocupados por este cambio. Por lo tanto, haz tu mejor esfuerzo para facilitarles este proceso.

Sé Musulmán Pero Sé tú Mismo

Intenta ayudarlos a ver que convertirte en musulmán no significa que te vas a convertir en una persona totalmente diferente. Si bien puedes estar haciendo ciertos cambios en tu vida, la mayoría de las cosas en ti se mantendrán igual. Entonces, ayúdalos a ver eso. Asegúrate de no permitir que la discusión del Islam domine todas las interacciones de la familia. Puede que no sientas que surja mucho, pero puede que ellos lo sientan diferente. Pasa tiempo con tu familia hablando sobre cosas y haciendo cosas que normalmente harías sin mencionar la religión. Al mismo tiempo, sin embargo, si la familia está haciendo demandas poco razonables, si te están pidiendo que hagas cosas con las que no te sientes cómodo, no comprometas tu Islam para complacerlos. Como Allah dice en el Corán:

“Hemos encomendado al hombre tratar con bondad a sus padres, pero si luchan contra ti para que asocies conmigo algo de lo que no tienes conocimiento, entonces no los obedezcas. Habréis de volver a Mí y os haré saber lo que hayáis hecho.” [Noble Corán 29:8]

Entonces, si la familia te pide que haga algo que entra en conflicto con sus creencias fundamentales como musulmán, como cometer idolatría o abandonar la oración, explíquele respetuosamente que esto no es un compromiso que pueda hacer. Pueden discutir sobre ciertas cosas, pueden decirte que eres injusto, irrazonable, inflexible, pueden tratar de hacerte sentir culpable por hacer que se enojen. Demuéstrales que entiendes sus sentimientos, pero mantente fiel a tu fe. Con suerte, con el tiempo, serán cada vez más receptivos.

Dales Tiempo

Al principio puede parecer que nunca te aceptarán como musulmán, pero el tiempo puede cambiar muchas cosas. Puede tomarles a tus padres un tiempo, quizás unos pocos años, solo para aceptar que eres realmente un musulmán y que esta no es solo una etapa por la que estas pasando. Podría llevarles incluso más tiempo ver tu Islam como algo normal y reconocer que el Islam en realidad es bueno para ti y que lo hace una mejor persona.

Entonces, recuerda que no estás solo. Hay una gran cantidad de conversos que pasan por las mismas luchas que tú y muchos que ya han pasado por ella y han visto cómo, a pesar de los comienzos difíciles, las cosas mejoraron mucho con el tiempo. Entonces, de nuevo, sean pacientes. No esperes que esto explote en uno o dos días, pero confía en que las cosas mejorarán y mejorarán. Que Allah te bendiga y te haga las cosas fáciles. Que Él bendiga a sus familias con guía y que Él guíe a las familias de todos los conversos, Ameen.

Load More Related Articles
Comments are closed.

Check Also

¿Por qué Ayunan los Musulmanes en Ramadán?

En la actualidad, cuando la mayoría de nosotros tenemos sobrepeso, muchas personas han pro…