Home Blog Hispanos conversos al Islam 7 Cosas Que No Esperaba Cuando Me Convertí Al Islam

7 Cosas Que No Esperaba Cuando Me Convertí Al Islam

0
7 COSAS QUE NO ESPERABA CUANDO ME CONVERTÍ AL ISLAM

Mi nombre es Theresa Corbin, después de muchos años de estudiar teología y llegar a la conclusión de que el Islam era la única religión que tenía sentido para mí por naturaleza y lo que yo quería ser ante los ojos de Dios, me convertí al Islam. Mi vida ha cambiado drásticamente Y aunque tardé aproximadamente tres años en pensar en esta decisión y pensar en todas las cosas en mi vida que dejaría atrás y todas las cosas que incorporaría, no tenía idea de cuán diferente sería mi vida. No tenía ni idea… He compilado una lista de (algunas) cosas que no esperaba.

7. No Esperaba Amar el Hecho de Vestirme Modestamente

Pensé que tendría que envolverme con ropa horrible y poco creativa para observar el hijab. Si bien quería tener el lujo de controlar mi sexualidad y mostrar mi belleza a las personas que yo elegía, no quería renunciar a mi estilo. Ahora, no hay nada de malo en parecer insulso si eso es lo tuyo, pero eso no es lo mío. Estoy enamorada del color, y soy una chica muy creativa con un amor por la moda. Aprendí que no tenía que renunciar a mi estilo propio sólo porque tenía que ser modesta. Modestia no significa renunciar al estilo y me alegró mucho el descubrirlo. Estaba muy feliz de poder observar el hijab y cumplir con el código de vestimenta.

 6. No Esperaba el Que Hay Tantas Interpretaciones Diferentes del Islam

No esperaba que cada musulmán que me encontrara quisiera que me inscribiera a su propia forma particular de Islam. Esto se vuelve muy confuso para los hermanos y hermanas que se convierten. Todo lo que tienes que hacer es verificar, verificar y verificar. ¡Saber mejor tus fuentes! Lo mejor del Islam es que todo está documentado y verificado. Aprendí esto de la manera difícil. Cuando me convertí por primera vez, pensé que todos los musulmanes sabían mejor que yo y en su mayoría así era, pero también hay musulmanes que sienten una gran pasión por la forma de Islam que sus padres tomaron ciegamente de sus padres, y así sucesivamente. Musulmanes y no musulmanes por igual: diríjase a la fuente y pregunten a los musulmanes amigables de su vecindario, verifiquen los “hechos islámicos” que intentan venderle. Si se molestan por esta petición, entonces aléjense. Ellos tienen un problema con su orgullo.

5. No Esperaba Ahorrar Tanto Tiempo sin Librar una Batalla Diaria con mi Cabello

Antes del Islam, me pasaba unas 5 horas semanalmente en total arreglando mi melena. Durante el período de 12 años que tengo de usar el hijab, he dedicado tal vez solo una hora a la semana para hacer que mi cabello se vea bien para mi esposo (Ok, entonces tal vez más, como 30 minutos, lo siento esposito). He ahorrado aproximadamente 4.000 años solo en el cuidado del cabello. (¡Soy buena en matemáticas!). Sin mencionar todo el abandono de mi extensivo programa de maquillaje. ¡Eso es asombroso!

4. No Esperaba Que los Demás se Hicieran Expectativas Sobre Cambiar mi Nombre

Tengo un nombre perfecto, gracias. “Theresa”. Significa el que cosecha lo que siembra. ¿Cuánto más “musulmán” se puede obtener? Por cierto, Los Sahabas (los compañeros del Profeta) no cambiaron sus nombres cuando se convirtieron. Sus nombres se convirtieron en nombres musulmanes, y así también el mío, y también el tuyo.

3. No Esperaba Que se Tomará Asistencia

Esperaba ser parte de una comunidad. Como parte de la mayoría en mi país, la comunidad no era algo con lo que estaba familiarizado. Lo que no esperaba era que mi asistencia a esa comunidad fuera monitoreada, cuestionada y analizada. ¿Dónde estabas el último Yumuah? ¿Por qué no estabas en las conferencias cada noche y por las mañanas? ¿Por qué no vienes al evento especial de Eid ? Todo bien intencionado, pero lo que no entienden es que yo soy como una loba solitaria. Sin embargo, he aprendido que si quieres que la gente te quiera y desee tu presencia, simplemente no vayas, o al menos sé indiferente a la hora de aparecer.

2. No Creí Que se me Esperará Ser una Experta en la Politíca del Medio Oriente

Yo no era y todavía no lo soy, y ni deseo convertirme en tal cosa y probablemente tampoco tú lo quieras. Tener opiniones firmes no te convierte en un experto, solo para que lo sepas.

1. No Esperaba Ser Amada

No esperaba que los perfectos extraños en cada pueblo pequeño y gran ciudad que visitara me amaran de inmediato solo porque compartimos el amor de Allah. Y no esperaba sentir lo mismo por ellos.

Load More Related Articles
Comments are closed.

Check Also

Diez Mandamientos en el Corán

“Di: Venid que os declare lo que vuestro Señor os ha prohibido: Que no asociéis nada con É…