Inicio Preguntas Yihad vs. Terrorismo ¿Qué Dice el Islam Sobre Forzar a la Gente en la Religión?

¿Qué Dice el Islam Sobre Forzar a la Gente en la Religión?

0
¿Qué Dice el Islam Sobre Forzar a la Gente en la Religión?

¿Asesinato? ¿Terrorismo? Forzar? ¿Conversiones forzadas? ¿Se extendió con la espada?

“Y matadlos dondequiera que los encontréis …” [Noble Corán 2: 191]

” No cabe coacción en la religión..” [Corán Noble 2: 256]

Una verdad básica y fundamental establecida por los textos sagrados del Islam (Corán y Hadiz) es que: “¡Nadie puede ser forzado a aceptar el Islam!”

Es un deber y una obligación de los musulmanes establecer las prueba y validez del Islam al pueblo para que la verdad se distinga de la falsedad. Los musulmanes deben presentar la verdad y las pruebas del Islam y luego permitir a otros la libertad de elección sin forzar la gente para aceptar y convertir al islam o rechazar las pruebas.

Una vez hecho esto, quien quiera aceptar y convertir al islam puede hacerlo y quien quiere seguir de alguna otra manera también puede hacerlo sin forzar a nadie.

Nadie debe ser amenazado o perjudicado de ninguna manera si elige no aceptar el Islam.

A todo el mundo se le ofrecen las siguientes tres opciones cuando la Ley Islámica está en vigor:

Aceptar que sólo hay Una deidad a quien rendir culto y obedecer Sus mandamientos (es decir, ser un musulmán).

Rechazar el Islam, pero estar de acuerdo a convivir en paz sin hacer la guerra o subversión o ir contra la autoridad.

Combate.

Hay dos fuentes principales de pruebas para los musulmanes. Estas son:

El Corán : El Corán – considerado por los musulmanes como el discurso o la recitación absoluta de Allah, el Todopoderoso. [‘Corán’ Ar. De la raíz, “Qara’a”: recitar, Corán, lo que se recita]

El Hadith: Las enseñanzas del profeta Muhammad [la paz y las bendiciones de Allah sean con él]. [Hadith – Ar] Los hadices han sido recolectados, autenticados [en colecciones de Bukhari y Muslim llamadas ‘Sahih’, categorizadas, conservadas y memorizadas durante más de 1400 años, todas en el idioma original árabe.]

El Profeta Muhammad ﷺ dijo sobre Allah:

“Él se prohíbe a sí mismo oprimir y le prohíbe a los creyentes oprimir.”

El profeta Muhammad ﷺ también dijo :

“Ayuda a tu hermano sea opresor o oprimido” Dijeron: “O Profeta! que lo ayude estando oprimido bien, pero ¿ cómo puedo ayudarlo siendo opresor?” Dijo: “impidiendo que abuse de otros.”

Él también dijo:

“Cualquiera que no muestre misericordia, no se le mostrará misericordia en el Día del Juicio”

Nota: Está prohibido [y es imposible de acuerdo con el significado de la palabra “Islam” forzar a cualquier persona a aceptar y convertir al Islam.

Por favor revisa el significado detallado de las palabras Islam, Jihad y Qital antes de continuar leyendo:

Islam [‘Islam’; Ar. desde la raíz “Salama” (Silm), entrar en sumisión pacífica, rendirse; a obedecer; la paz, Islam literalmente significa ‘La entrega voluntaria y activa, la sumisión, la obediencia, en pureza a la voluntad de otro (Allah) en completa paz’.]

La comprensión del significado de la palabra Islam deja claro que no hay manera de que tú puedas forzar a alguien a hacer algo en contra de su propia voluntad y acuerdo. Si alguien se viera obligado a entrar en el Islam no sería Islam de todos modos, una condición inquebrantable del Islam es que sea de libre elección y en paz. Forzar a las personas en el Islam es totalmente ilógico y ciertamente no es aceptable en el concepto ni la práctica.

Más información acerca de la palabra Islam [clic]

Jihad y Qital: Por favor ten en cuenta: La palabra que se utiliza con más frecuencia en el Corán con respecto a las batallas, los enfrentamientos militares y las guerras no es “Jihad” – es “Qital”

JIHAD – Hay dos puntos importantes que nos gustaría abordar con respecto a este tema que es de los más discutidos y a menudo mal representado llamado jihad.

El significado de la palabra; [“Jihad’; Ar. de la raíz “Jahada”, a la lucha; afirmarse, como en hacer un gran esfuerzo para llegar a una conclusión sobre el significado y la interpretación de la ley islámica (ijtihad); esforzarse, como en, esforzándose por completar una tarea monumental (jahid); Jihad literalmente significa “La lucha para alcanzar el objetivo”]

El propósito principal de la institución del jihad. Debe entenderse que el jihad según la Sharia (Ley Islámica) fue instituido por Allah, El Dador de la Ley, sólo con el propósito de aumentar, proteger y defender el Deen (camino del Islam, La ilaha illa Allah [ninguno tiene el derecho a ser adorado, excepto Allah] y no forzar a la gente en la religión.

QITAL – La palabra “Qital” es de la raíz “Qatala” e implica la palabra inglesa “combate” y también cuando está en forma de “iqtul” (el imperativo del verbo) significa “matar en combate mortal”.

La palabra “jihad” se asocia a menudo con algo similar a las “guerras santas” – en donde las expediciones militares fueron emprendidas por los cruzados bajo órdenes del papa de la iglesia católica en los siglos XI, XII, y XIII, contra el pueblo de Jerusalén, en el que mataron a cualquiera y a todos sin discreción, incluyendo a judíos, musulmanes e incluso cristianos no católicos.

La sangre se derramó sin tener en cuenta la vida humana en la medida en que se informó “Estábamos con la sangre hasta las piernas de nuestros caballos”. Los cruzados se llevaron grandes riquezas y algunos caballeros incluso construyeron sus propios mini-reinos.

El Islam había prohibido algo como esto, quinientos (500) años antes con la revelación en el Corán, claramente ordenando a los creyentes que nunca transgredan contra aquellos que no están contra ustedes en la guerra.

También se impusieron otros límites, como no matar a cualquier persona que no estuviera en realidad luchando, no matar a los clérigos, salvar las vidas de las mujeres, los niños, el ganado y ni siquiera destruir la agricultura o las infraestructuras.

El Corán es el primer documento de su tipo en la historia que ofrece limitaciones y restricciones respecto al combate abierto. Los musulmanes tienen prohibido participar en cualquier combate para beneficio personal, venganza, conflictos tribales o disputas comunes en el momento de la revelación. Se ordenó a los musulmanes a no participar en combates de cualquier tipo, excepto en muy estrictas limitaciones ofrecidas por Allah Todopoderoso.

Enemigos que fueron capturados, no fueron torturados o sometidos a la humillación por entretenimiento, reivindicación o venganza. A los prisioneros capturados se les ofreció la misma comida y bebida que a los musulmanes, se les dio la oportunidad de aprender sobre el Islam y el testimonio de la devoción humilde de los musulmanes hacia Dios Todopoderoso.

En algunos casos a los presos se les ofreció la libertad a cambio de enseñar y educar a los musulmanes. Otros aceptaron el Islam y fueron totalmente aceptados como ciudadanos de los musulmanes dentro de la comunidad de los creyentes.

¡Todo esto fue catorce (14) siglos – antes de la Convención de Ginebra!
Entre los muchos elementos de prueba decisivos en el Islam para demostrar que “No hay compulsión en el Islam” están los siguientes: Allah dice en Su Corán:

“No cabe coacción en religión. La buena dirección se distingue claramente del descarrío. Quien no cree en los taguts y cree en Allah, ese tal se ase del asidero más firme, de un asidero irrompible. Allah todo lo oye, todo lo sabe.” [Noble Corán 2:256]

“Si tu Señor hubiera querido, todos los habitantes de la tierra, absolutamente todos, habrían creído. Y ¿vas tú a forzar a los hombres a que sean creyentes.?” [Noble Corán 10:99]

Y Allah dice:

“Si disputan contigo, di: «Yo me someto a Allah y lo mismo hacen quienes me siguen». Y di a quienes recibieron la Escritura y a quienes no la recibieron. «؟Os convertís al islam?», Si se convierten , están bien dirigidos; si vuelven la espalda, a ti sólo te incumbe la transmisión. Allah ve bien a Sus siervos.” [Noble Corán 3:20]

El Todopoderoso Allah ha dicho:

“Al Enviado no le incumbe sino la transmisión. Allah sabe lo que manifestáis y lo que ocultáis.” [Noble Corán 5:99]

Es importante notar que estos dos últimos versos fueron revelados en Medina. Esto es significativo, ya que muestra que la decisión que dieron no era sólo contingente de que los musulmanes estuvieran en La Meca en un estado de debilidad.

Algunas personas podrían estar preguntándose si el Islam realmente aboga por este enfoque, entonces, ¿qué es todo esto que escuchamos sobre el Jihad? ¿Cómo podemos explicar la guerra que el Profeta ﷺ y sus Compañeros libraron contra los paganos?

La respuesta a esto es que el jihad en la ley islámica puede ser librado por una serie de razones, pero forzar a la gente a aceptar el Islam simplemente no es una de ellas.

La razón por la que el Jihad fue autorizado por primera vez en el Islam fue para que los musulmanes pudieran defenderse contra la persecución y la expulsión de sus hogares.

Allah, el Altísimo dice:

“Les está permitido a quienes son atacados, porque han sido tratados injustamente. Allah es, ciertamente, poderoso para auxiliarles. A quienes han sido expulsados injustamente de sus hogares, sólo por haber dicho: «¡Nuestro Señor es Allah!» Si Allah no hubiera rechazado a unos hombres valiéndose de otros, habrían sido demolidas ermitas, iglesias, sinagogas y mezquitas, donde se menciona mucho el nombre de Allah. Allah auxiliará, ciertamente, a quienes Le auxilien. Allah es, en verdad, fuerte, poderoso.” [Noble Corán 22:39-40]

Muchos de los primeros estudiosos mencionan que estos fueron los primeros versos del Corán que fueron revelados con respecto a el jihad. Posteriormente se revelaron los siguientes versos:

“Combatid por Allah contra quienes combatan contra vosotros, pero no os excedáis. Allah no ama a los que se exceden. Matadles donde deis con ellos, y expulsadles de donde os hayan expulsado. Tentar es más grave que matar. No combatáis contra ellos junto a la Mezquita Sagrada, a no ser que os ataquen allí. Así que, si combaten contra vosotros, matadles: ésa es la retribución de los infieles. Pero, si cesan, Allah es indulgente, misericordioso. Combatid contra ellos hasta que dejen de induciros a apostatar y se rinda culto a Allah. Si cesan, no haya más hostilidades que contra los impíos.” [Noble Corán 2:190-193]

A partir de este punto, el alcance del Jihad se amplió de ser puramente para la defensa contra el ataque directo a ser inclusivo de resistencia contra aquellos que suprimen la fe y niegan a la gente la libertad de elegir su religión por sí mismos. Esto vino después, porque está legislado para los musulmanes sólo cuando son capaces de hacerlo. En tiempos de debilidad, los musulmanes sólo pueden luchar contra el ataque directo.

En cuanto a la propagación del Islam, se supone que tendrá lugar pacíficamente difundiendo el Mensaje con la palabra escrita y hablada. No hay lugar para el uso de armas para forzar a la gente a aceptar el Islam. Las armas sólo podrán ser usadas en contra de los que persiguen y oprimen a otros y los previenen de seguir su propia conciencia en asuntos de creencia. Los musulmanes no pueden quedarse así mientras que se les niega a las personas el derecho a creer en el Islam y sus voces están siendo aplastadas.

Dice Allah:

“Combatid contra ellos hasta que dejen de induciros a apostatar y se rinda culto a Allah. Si cesan, no haya más hostilidades que contra los impíos.” [Noble Corán 2:193]

El Profeta  dijo en su carta al gobernador romano Heracles:

“Escribo esta invitación para llamarte al Islam, Si aceptas el Islam estarás a salvo, y Dios ha de duplicar tu recompensa; pero si rechazas esta invitación al Islam, sobrellevarás el pecado del desvío de tus súbditos.” [ Bukhari y Muslim]

Una vez que las personas han escuchado el mensaje, sin obstrucción ni obstáculos y la prueba se haya establecido sobre ellos, entonces el deber de los musulmanes está hecho. Aquellos que desean creer sin forzar a nadie son libres de hacerlo y los que prefieren no creer son también libres de hacerlo .

Incluso cuando los musulmanes se ven obligados a luchar y luego a someter la tierra, entonces su deber es establecer la ley de Allah en la tierra y defender la justicia para todos, musulmanes y no musulmanes. No es su derecho forzar a sus súbditos a aceptar el Islam en contra de su voluntad. A los no-musulmanes bajo mandato musulmán, se les debe permitir que se mantengan con su propia fe y se debe permitir la práctica de los derechos de su fe, aunque se espera que respeten las leyes de la tierra sin forzar a la gente en la religión.

Si el propósito de la jihad hubiera sido forzar a los incrédulos a aceptar el Islam, el Profeta ﷺ nunca hubiera ordenado a los musulmanes que se abstuvieran de las hostilidades si el enemigo cedía. No habría prohibido el asesinato de mujeres y niños. Sin embargo, esto es exactamente lo que hizo.

Durante una batalla, el Profeta ﷺ vio gente reunida. Él envió un hombre para averiguar la razón por la que estaban allí. El hombre volvió y dijo: “Ellos se reunieron en torno a una mujer para darle muerte.” Entonces el Mensajero de Allah ﷺ dijo: “¡Ella no debería haber sido atacada!” Khalid b. Al-Walid estaba liderando las fuerzas, por lo que envió a un hombre a él diciéndole: “Dile a Khalid que no mate mujeres ni a los trabajadores.” [ Abu Dawud]

Nota: Esto no debe ser mal interpretado para indicar que el profeta ﷺ prohibio (haram) el asesinato de mujeres (y niños, ancianos, clérigos y otros inocentes) solo por lo que estaba pasando en ese momento y punto en particular. De hecho, siempre fue Haram (prohibido) y el profeta ﷺ sólo estaba reafirmando lo que ya estaba impuesto por la Shari’ah (Ley Islámica) [Yusuf Estes]

Por lo tanto, incluso en el calor de la batalla contra un enemigo hostil, las únicas personas que pueden ser atacadas son las que realmente participan en la lucha.

Si el propósito del jihad hubiera sido forzar a los incrédulos a aceptar el Islam, los califas, guiados correctamente, no habrían prohibido el asesinato de sacerdotes y monjes que se abstuvieran de pelear. Sin embargo, esto es exactamente lo que hicieron.

Cuando el primer Califa, Abu Bakr, envió un ejército a Siria para combatir a las agresivas legiones romanas, salió a darles palabras de aliento. Él dijo: “Vas a encontrar un grupo de personas que se han dedicado a la adoración de Dios (es decir, los monjes), así que déjalos hacer lo que están haciendo”.

Hemos demostrado que es un principio en el Islam que no haya coacción en la religión y hemos discutido los objetivos del Jihad. Ahora, vamos a dirigir nuestra atención a algunos textos que son a menudo mal interpretados.

Uno de ellos es el verso:

“Cuando hayan transcurrido los meses sagrados, matad a los asociadores dondequiera que les encontréis. ¡Capturadles! ،Sitiadles! ¡Tendedles emboscadas por todas partes! Pero si se arrepienten, hacen la azalá y dan el azaque, entonces ¡dejadles en paz! Allah es indulgente, misericordioso.” [Noble Corán 9:5]

Algunas personas, especialmente algunos contemporáneos no musulmanes críticos del Islam han tratado de afirmar que este verso abroga el verso “Que no haya compulsión en la religión.” Argumentan que la generalidad de esta declaración implica que cada creyente que se niega a aceptar el Islam debe ser combatido. Apoyan su afirmación señalando que este verso es uno de los últimos versos que se reveló acerca de la lucha.

Sin embargo, este verso de ninguna manera deroga el principio en la Ley islámica que no hay coacción en la religión y nadie puede forzar a nadie. Puede ser en términos generales, pero su significado es bastante específico en otros versos del Corán que están conectados con él, así como en razón de una serie de Hadiz pertinentes. Vamos a discutir estos textos en breve.

Las personas a las que se refiere este versículo son los árabes paganos que habían estado librando la guerra contra el Profeta ﷺ y que habían roto su pacto y tratados con él. Este versículo no habla de los otros árabes paganos que no rompieron sus tratados y tomaron las armas contra los musulmanes y también definitivamente no habla de los judíos o los cristianos, o los demás paganos que vivían fuera de Arabia.

Si miramos los versículos en la Surah al-Tawbah inmediatamente antes y después del que está en discusión, el contexto del versículo se vuelve claro.

Unos pocos versículos antes del que estamos discutiendo, Allah dice:

“Denuncia por Allah y Su Enviado de la alianza que habéis concertado con los asociadores: Circulad por la tierra durante cuatro meses. Pero sabed que no podréis escapar de Allah y que Allah llenará de vergüenza a los infieles.” [Noble Corán 9:1-2]

En estos versículos, vemos que a los paganos se les concedió una amnistía de cuatro meses con una indicación de que cuando los cuatro meses pasarán, la lucha se reanudaría. Sin embargo, un verso siguiente exime a algunos de ellos de la reanudación de las hostilidades.

Dice Allah:

“Se exceptúan los asociadores con quienes habéis concertado una alianza y no os han fallado en nada ni han ayudado a nadie contra vosotros. Respetad vuestra alianza con ellos durante el plazo convenido. Allah ama a quienes Le temen.” [Noble Corán 9:4]

Así que cuando Allah dice: “Pero cuando los meses prohibidas sean pasado, entonces combate a los paganos dondequiera que los encuentres, y tómalos y acósalos y déjenlos a la espera en cada estratagema (de guerra)”, debemos saber que es no general, puesto que el verso anterior se ha calificado para referirse a los árabes paganos que estaban en realidad en guerra con el Profeta ﷺ y los que rompieron sus pactos de paz.

Esto fue enfatizado después por unos pocos versos después cuando Allah dice:

¿Cómo no vais a combatir contra gente que ha violado su juramento, que hubiera preferido expulsar al Enviado y os atacó primero?” [Noble Corán 9:13]

Ibn al-Arabi, en su comentario sobre el Corán, escribe: “Con esto queda claro que el significado de este verso es matar a los paganos que están librando una guerra contra ti.” Ahkam al-Corán: 2 / 456

Allah dice también justo después del verso en discusión

“¿Cómo podrán los asociadores concertar una alianza con Allah y con Su Enviado, a no ser aquéllos con quienes concertasteis una alianza junto a la Mezquita Sagrada? Mientras cumplan con vosotros, cumplid con ellos. Allah ama a quienes Le temen.” [Noble Corán 9:7]

Otro texto que es mal entendido es el Hadith que el Profeta ﷺ dijo:

“Se me ha ordenado (por Dios) para luchar contra la gente hasta que testifiquen que nadie tiene derecho a ser adorado sino Allah y que Muhammad es el mensajero de Allah, y ofrecer las oraciones perfectamente y dar el azaque, por lo si llevan a cabo una, entonces se ahorra su vida una propiedad de mi parte a excepción de las leyes islámicas y sus cálculos (cuentas) se llevará a cabo por Dios.” [Bukhari y  Muslim]

No puede haber escrúpulos sobre la autenticidad de este Hadith, ya que está registrado tanto en Sahih al-Bukhari como en Sahih Muslim. Sin embargo, este hadiz tampoco debe tomarse en general, fuera de contexto, y en completo desprecio de todas las demás pruebas textuales.

El término “gente” aquí no se refiere a toda la humanidad. Ibn Taymiyah dice:

“Se refiere a la lucha contra aquellos que están haciendo la guerra, a quien Dios ha permitido que luchemos. No se refiere a aquellos que tienen un pacto con nosotros con la que Dios ordena que cumplamos nuestro pacto.” [Majmu al-Fatawa 19/20]

El Islam ordena a los musulmanes que sean justos con personas de otras religiones, ya sean judíos, cristianos o paganos. El Islam nos llama a tratarlos amablemente y tratar de ganar sus corazones, siempre y cuando no tomen las armas contra nosotros.

Allah dice:

“Allah no os prohíbe que seáis buenos y equitativos con quienes no han combatido contra vosotros por causa de la religión, ni os han expulsado de vuestros hogares. Allah ama a los que son equitativos.” [Noble Corán 60:8]

Allah ordena a los musulmanes a respetar a sus padres no musulmanes y a acompañarlos en este mundo de una buena manera. El Corán nos ordena discutir con ellos de la mejor manera.

Allah dice:

“No discutais sino con buenos modales con la gente de la Escritura, excepto con los que hayan obrado impíamente. Y decid: «Creemos en lo que se nos ha revelado a nosotros y en lo que se os ha revelado a vosotros. Nuestro Dios y vuestro Dios es Uno. Y nos sometemos a él». [Noble Corán 29:46]

Nos ordenó a defender nuestros pactos con el no-musulmán y no traicionarlos o transgredir en contra de ellos. El Profeta (la paz sea con él) nos dio una severa advertencia en contra de matar a un no-musulmán con quien estamos en paz. Dijo:

“Quien mate a alguien con quien tenemos una alianza no percibirá el olor del Paraíso.” [Muslim]

La fe de un musulmán no es aceptable a menos que crea en todos los profetas que fueron enviados antes [la paz sea con todos ellos].

Allah dice:

“¡Creyentes! Creed en Allah, en Su Enviado, en la Escritura que ha revelado a Su Enviado y en la Escritura que había revelado antes. Quien no cree en Allah, en Sus ángeles, en Sus Escrituras, en Sus enviados y en el último Día, ese tal está profundamente extraviado.“ [Noble Corán 4:136]

  • ¿Qué es el Jihad en el Islam?

    ¿Qué es el Jihad en la Religión del Islam?

    En el sentido lingüístico, la palabra Árabe "jihad" significa luchar o esforzarse y se apl…
Cargue Artículos Más Relacionados
Comentarios cerrados

Mira además

¡La Atmósfera Cae Sobre la Tierra!

¿Acaso sabes cuál es el peso de la atmósfera? ¿Acaso puede caer en la tierra? ¿Qué es lo q…