Inicio Blog Noticias Musulmanes Pagan la Multa del Hombre que Vandalizó su Mezquita para Salvarlo de la Cárcel

Musulmanes Pagan la Multa del Hombre que Vandalizó su Mezquita para Salvarlo de la Cárcel

2
Musulmanes Pagan la Multa del Hombre que Vandalizó su Mezquita para Salvarlo de la Cárcel

Con una lata de aerosol en la mano, Abraham Davis pintó unas esvásticas nazis de color negro en una pared de la mezquita Al-Salam en Fort Smith Arkansas en octubre del 2016. Estaba garabateando “Ve a casa” justo encima de un letrero que decía “Se Busca Niñera” que colgaba de la puerta de madera en el frente de la mezquita, cuando una cámara de seguridad lo atrapó en el acto.

Abraham Davis - Cárcel del Condado de Sebastian
Abraham Davis

“No te queremos aquí en EE. UU.” Es la frase con la que Hisham Yasin fue recibido al día siguiente de su llegada a la mezquita Al-Salam, que significa” paz “en árabe. En una de las ventanas del frente, entre blasfemias sobre el Islam y Allah, había una frase que él no reconoció: “Deus Vult”. Es el latín para la frase “Es la voluntad de Dios”, un grito medieval para las Cruzadas. Hisham, uno de los fundadores de la mezquita, estaba en estado de shock. Sintiendo que no era bienvenido y con una sensación de malestar, Hisham llamó a la policía y notificó a los miembros de la junta.

El crimen de Davis, clasificado como un delito grave, resultó en una multa de $ 3,200 junto con servicio comunitario, a pesar de que la mezquita pidió indulgencia en nombre de Davis. Después de pensar en lo que había hecho, Davis se dio cuenta de que había cometido un error. Lamentó el incidente y envió una carta a la mezquita disculpándose por sus acciones:

Sé que ustedes probablemente no quieran saber nada de mí, pero realmente quiero que les llegue esto a todos. Lamento mucho haber vandalizado su mezquita. Estuvo mal y ustedes no se merecian que les hicieran eso. Les hice daño a todos y me siento acechado por la culpa. E incluso después de todo esto, todavía me perdonaron. Ustedes son mucho mejores personas que yo.

Al recibir la carta de Davis, los miembros del consejo de administración de la mezquita se reunieron y decidieron que mostrar misericordia y perdón era más acorde con sus valores islámicos. Sin embargo, las cosas siguieron viéndose mal para Davis. Al ser de una familia de pocos recursos, se retrasó en sus pagos. Los tribunales le notificaron que tendría que pasar hasta seis años en la cárcel si no pagaba los montos atrasados. Los miembros de la junta se volvieron a reunir. El presidente de Al-Salam, Louay Nassri dijo:

Sabíamos que esta persona hizo algo malo y que tiene que haber consecuencias por sus acciones, pero no teníamos ningún sentimiento negativo hacia nadie. No debería tener ese peso sobre él por el resto de su vida.

Los miembros tuvieron en mente el mandato del Corán que ordena a los musulmanes ser rápidos al momento de mostrar compasión y caridad.

“ Y acudid prestos hacia un perdón de vuestro Señor y a un Jardín cuyo ancho son los cielos y la tierra, preparado para los temerosos (de Allah). Ésos que dan en los momentos de desahogo y en los momentos de estrechez, refrenan la ira y perdonan a los hombres. Allah ama a los que hacen el bien.” [Noble Corán 3:133-134]

Nassri puso este versículo en acción cuando perdonó a Davis y gastó en la causa de Allah al escribir un cheque por mil setecientos dólares pagando la deuda restante del joven. Davis estaba libre del castigo por un acto por el cual hace tiempo se había arrepentido.

Mezquita Al-Salam, vandalizada en octubre del 2016
Mezquita Al-Salam,vandalizada en octubre 2016

Una vez que la historia se conoció, el teléfono de la mezquita comenzó a sonar , encargados de iglesias, sinagogas e incluso de un templo budista, llamaron para extender sus muestras de simpatía y de alivio por la noticia. Los residentes que habían visto las noticias o los que habían conducido por la mezquita vandalizada también llamaron para expresar su empatía y apoyo. Un hombre rompió en llanto mientras contaba la historia de cómo su hija había visto el graffiti camino al trabajo.

Son estos actos desinteresados como los mostrados por la comunidad musulmana que pueden cambiar el rumbo. Al mostrar misericordia en este caso, el Dr. Louay Nassri, Hisham Yasin y los demás miembros de la mezquita dieron un poderoso golpe contra la ignorancia que alimenta los actos de odio y vandalismo. Esta pequeña mezquita tomó una mala situación y la convirtió en una oportunidad para mostrar a su comunidad el lado verdadero de lo que significa creer en el Islam.

Cargue Artículos Más Relacionados
Comentarios cerrados

Mira además

¿El Islam Incita al Odio o Enseña la Tolerancia?

El Islam a menudo es presentado como una religión de odio y violencia sin límite. Donald T…