Inicio Blog Hispanos conversos al Islam Nací de Nuevo Cuando la Luz del Islam Ilumino mi Vida !!!

Nací de Nuevo Cuando la Luz del Islam Ilumino mi Vida !!!

0
Nací de nuevo cuando la luz del Islam ilumino mi vida !

Inicio alabando y glorificando a Allah, Dios Uno y Único, agradeciendole por darme la luz y la guia y pidiendo Su Paz y Sus Bendiciones sobre Muhammad, Su último profeta y mensajero. De igual manera, suplicó a Allah que bendiga las líneas que aquí compartiré, que toda persona que lea mi historia se beneficie de ella y no sea meramente entretenimiento.

Una Vida sin Luz

Nací en América del sur, hace aproximadamente 31 años. Por muchos años de mi vida, fui el error más grande de mi madre y la causa de su infelicidad, por lo menos esto era lo que me comunicaba constantemente con su maltrato verbal, físico y psicológico. Llegue a un punto de temor y rencor hacia ella.

Crecí sin mi padre, y obviamente por ser un error en la vida de mi madre, ella siempre se esforzó para que yo le odiara, me hablaba mal de él y me decía que a todo el que me preguntara por él le respondiera que estaba muerto. Yo era muy pequeña, con recuerdos muy vagos de el, asi que llegue a tenerlo por muerto en mi vida.

Mi vida, era una vida llena de tristeza, era una vida oscura sin luz, sin muchas esperanzas, ni sueños, total, era el resultado de un gran error, no era buena para nada y jamas lo seria, así eran algunas de las expresiones de mi madre en ese entonces.

Crecí, estudiando en un colegio particular, allí era en algunas ocasiones mi refugio, el lugar de mis sonrisas y juegos, no era muy disciplinada y pocas veces me iba bien en los exámenes.

Algunas veces fui abusada físicamente por parte de otras estudiantes, yo era una persona llena de terror y realmente no sabía defenderme, total los golpes de mi madre me habían hecho lo suficiente débil como para que cualquiera que quisiera, lograra lastimarme.

Mi madre se había casado con el padre de mi hermano, era policía en ese entonces, cuando se casaron yo tenía alrededor de cinco años, me acostumbre a él que llegué a llamarlo papá, Él no era malo para mi en ese entonces, pero todo fue cambiando a medida que crecí.

Aun en el colegio, cuando tenía aproximadamente 13 años, fui abusada sexualmente por un extraño, mi vida se torno de lo peor, si apago el poco luz que tenía, y el infierno en mi mente nacio.

De repente, sentía un odio profundo, hacia mi, hacias las personas, y deje de creer totalmente en los seres humanos, busque refugio en la música, en relaciones no adecuadas y amistades poco beneficiosas, gracias a Dios nunca estuve interesada en drogas ni nada en relación.

Para rematar, mi padrastro, intencionalmente arruino todo, intentando tocar mis partes privadas, y viéndome desnuda siempre que podía y encontraba forma de espiarme, era asqueroso , lo odiaba, y odiaba más a mi madre por no creerme, por humillarme frente a él y nunca haberme brindado apoyo, para este entonces ella aun no sabia que me había sucedido, le tenía mucho miedo a mi madre, y sabía con certeza que si se enteraba de mi violación, tan solo me lastimaria mas , así sucedió cuando se enteró, como cinco años después.

Para este momento, mi refugio era la música, papel y lápiz donde plasmaba todos mis sentimientos y odio en forma de poema y mi almohada, que escuchaba mis llantos frecuentes y ocultaba mis lágrimas, pero había alguien más, era Dios, para mi solo Dios, El se convirtió en todo para mi, inicie una constante conversación con él en mi mente, le preguntaba absolutamente todo, y queria saber mas, que era esta vida, aquí ya tendría aproximadamente 17 años.

Termine mi colegio aunque los últimos años no fue muy fácil, mi vida era un fracaso, sin luz y en mi hogar un infierno, peleas diarias, palabras abusivas y golpes, detestaba cada momento .

Inicie a laborar y colaboraba en mi casa, tuve varios empleos, pero en el último me echaron como un perro, yo sabía que era por las personas a mi alrededor, la posición que tenía en ese momento, el 90% de mis colegas eran hombres, y no caía en sus juegos, ni en las trampas de mis supervisores y jefes, total estaban acostumbrados a esa clase de mujeres , pero al ser yo diferente, siempre terminaba perdiendo mi trabajo.

Desempleada, y mi madre también ya separada del padre de mi hermano, entre en pánico, debía apoyar económicamente de una forma u otra a mi familia, no tenía experiencia tampoco muchas amistades, y si había alguna amistad, realmente no lo eran, su ayuda siempre tenía un sucio precio.

En  busca de La Luz

Se me dio la oportunidad de viajar a otro continente, las personas que me ofrecieron la ayuda se portaron muy bien conmigo y con mi familia, por lo menos mientras estuvimos en colombia, allí en el otro país era otro costo, fue humillante, deprimente, triste, allí intente terminar con mi vida, ya lo había hecho anteriormente, pero esta vez quería algo eficiente, note que los trenes eran fuertes y seria un solo golpe, nadie sabría quien era y mi familia jamás se enteraría, era la solución más rápida , a ese infierno que había vivido por todos los años de mi existencia, ya no queria mas.

Un luz dentro de mi corazón me pidió que no lo hiciera, suspire.. y deje la idea atrás.

Llegue a un punto de tristeza enorme, para este momento ya había sufrido toda clase de abusos, en mi país y en este país, cuando intente tener alguna relacion estable, solo terminaba explotada, herida, humillada .

En este momento quise darle un luz a mi vida, necesitaba que Dios me respondiera, cual era la razón de existir, que era esta amargura llamada vida y la selva llamada tierra.

Inicie una búsqueda espiritual, en poco tiempo había asistido a seminarios, estaba rodeada de libros en ese entonces maravillosos, había conocido personas muy especiales y aparentemente nada materialistas y dadas al servir.

Inicie mi práctica de yoga y meditación, para este momento ya había leído acerca de la creencia de los Hindúes, el budismo, el sikhismo y otras tantas creencias , aprendí y sentí el amor a mi misma, la aceptación de mi pasado y emprendí mi viaje a la India.

Allí me certifique como profesora de Yoga, pensé en este momento que había llegado donde quería estar, sentia una paz y tranquilidad que nunca había sentido, sin embargo después de unas semanas en la India, estaba rodeada de un negocio bastante grande pero yo no lo sabía, el yoga realmente era un negocio, una competencia, las amistades que había conocido no eran tan desapegadas de lo material como había creído, y aprendí que aquí el dios eras tu, me pareció una idea absurda, creerme Dios cuando no puedo mantener mis párpados abiertos en cuanto el sueño me llega, al igual que no podía adorar esos dioses que ellos adoraban.. me aterraba la idea de que un hombre con cara de elefante se me apareciera en algún momento, pensaba para mi misma, como Dios podría ser tan feo como eran esas imágenes con seis brazos , cuerpo de hombre y cara de simio, la verdad esa idea me estresaba un poco y me asustaba.

Sin embargo, llegué a pensar que había un problema muy grave en mi, me preguntaba, cómo esas personas tan pacíficas, tan buenas y su fe tan grande en estas imágenes, algo malo había en mi, quizás mi corazón estaba demasiado muerto, yo sencillamente no podía pedirle nada a esas imágenes, odiaba la idea de postrarme a otra persona y menos aún a algo tan extraño como esos dioses que ellos llaman.

Algo triste y desencantada, viajé de vuelta a casa, bueno, no tenía casa, estaba desempleada y alguien me abrió sus puertas.

Poco después de mi llegada, me enferme terriblemente. Visite diferentes terapeutas, diferentes prácticas, no era normal, perdí el apetito y por semanas me alimente casi nada solo agua, de repente no era yo, estaba cada dia mas debil, yo me sentia vacia, no sabia que pensar ya más.

En mi mente conversaba con Dios, me sentía culpable, y le repetía una y otra vez que me perdonara, quizás, le había fallado, me sentí muerta.

Para eso, llame a mi madre, le comenté lo que sucedía, ella me dijo que yo me estaba enloqueciendo, sus palabras no eran nada nuevas, ya estaba acostumbrada.

Solo le llame para informarle de lo contrario nunca nadie le hubiese podido comunicar que yo estaba muy mal.

El Islam es la Luz de mi Vida

Una necesidad enorme crecía en mí de leer la biblia o cualquier libro sagrado, en la casa donde vivía, me facilitaron un Coran en arabe/ingles..la persona me dijo : “debes lavarte las manos, los brazos ..” no le deje terminar y tomé el libro y dije: “es un libro”, lo lleve a mi habitación donde llevaba unos dias alli encerrada, dude por dos noches aproximadamente leerlo, tenía miedo.

Al fin llegó el momento, me sentía muy débil, y mi respiración era también débil, me senté en mi cama, y le pregunté a Dios: que había hecho , porque él estaba enojado conmigo, le hable de mi vida, como nunca, le pregunte, que queria de mi, le pedi que me mostrara el camino porque yo ya no sabia que hacer, llore muchísimo , tomé el libro, el Corán, lo abrí, y alli en surah Ad Duha, la surah o capítulo número 93 del sagrado Corán, allí cada palabra, cada renglón, Allah me habló, y respondió a lo que yo había preguntado.

Para mi fue muy claro, aquí inicié mi búsqueda, que era el Corán, aprendí acerca del Islam, y cada dia que pasaba, solo me enamoraba mas y mas del Islam.

Cuando aprendí acerca del hijab, fue muy emocionante, encontrar liberación total al sistema y a la esclavitud de una apariencia a la cual la mujer ha sido obligada o le han hecho creer durante décadas necesario, pensé , wow puedo ser mujer sin tener que exponer mi cuerpo, mi sexo, sin mostrarme vulnerable a la vista de aquellos ojos y corazones enfermos en la calle, ya no tendría que seguir la competencia absurda y deprimente con las mujeres que me rodeaban, esta vez si podria ser Yo, sencillamente yo, sin apariencias, me fascinaba la idea de purificarnos , de orar a Dios y conectarme con Él cinco veces al día para recargar mi alma, todo en cuanto leía, me sentía muy emocionada.

Pero como en todo, habían cosas terribles que encontraba en la net acerca del Islam, pero aun así, la certeza de ser un buen camino crecía.

Viaje a Turquía a visitar unas amistades, allí me hospedé en la casa de estas chicas por unos ocho días, Estambul no sedujo para nada el pensar vivir allí, y no me causó ninguna sensación, hasta que una madrugada, no podía dormir muy bien, yo apenas y me estaba recuperando de todo lo que me había estado sucediendo en mi salud, pero esa noche, cuando escuche el llamado a la oración, el adhan, mi alma, (suspiro en este instante porque no encuentro las palabras para describir lo que sentí). Es como si mi alma estuviera escuchando algo que extrañaba, era familiar aunque no entendía lo que decían.

Al dia siguiente pregunte a las muchachas que era, y me respondieron que era el llamado a la oración, les pregunté si ellas oraban, me respondieron que algunas veces, entonces pedí que me mostraran dónde era ese lugar de orar, y esa noche me llevaron a una mezquita famosa, grande y popular.

Cuando entre, parecía como si fuese una cita a la que asistirá, como si alguien me estuviese esperando alli, tenia todas mis expectativas al 100% .

Entramos, y me quede fascinada, había un lugar para orar, para las mujeres, me sentía protegida, sentía que el Islam me protegía como mujer.. me senté a meditar, la verdad no sabia que mas hacer asi que quise absorber ese momento de paz, de silencio
rendí acerca del Islam, y cada dia que pasaba, solo me enamoraba mas y mas del Islam.
Luego cuando empezaron a llegar las personas, vi que estaban orando, me levanté y quise experimentar, q se sentia, cuando baje a mi postración, ya no pude levantarme, un nudo en mi garganta y un llanto profundo me sobrecogió, no tenía palabras, solo agradecia a Dios por ese momento y le supliqué, le pedí claramente: Dios, si el Islam es lo que Tu deseas para mi, por favor hazlo claro, dame la certeza y nunca me permitas mirar atrás, ya estaba cansada de buscar, queria una sola dirección.

Viaje de vuelta a casa, indague acerca de cómo ser musulmana, Allah me respondió una vez más en Su Sagrado libro, sin dudarlo y luego que fue claro para mí, me levanté en medio de mi habitación, y le dije a Dios con una voz algo ingenua: Dios aquí estoy frente a ti y tus ángeles y son testigos de que testifico que no hay Dios merecedor de toda adoración salvo Tu y atestiguo que Muhammad es Tu esclavo y mensajero, . me sentía feliz.

Continúe leyendo y continuaba creciendo mi fe.. sentí una luz como nunca en mi vida , .

Pocos días después me enteré que debía decir mi testimonio frente a alguien, me dirigí a una mezquita cercana, allí el imam me pregunto mi razon de querer aceptar el Islam, le conté esta misma historia..no estaba sorprendido, me dio unos libros y me dijo : lee , si tienes alguna duda vuelves.

Por Dios, yo le dije, usted no me entendió: necesito dar mi testimonio YA, entonces repetí la shahada y cuando salí a la calle, me sentía como una niña pequeña, como si hubiese nacido nuevamente, era estar en un mundo con luz y volver a aprenderlo todo, era increíble ese sentimiento.

Poco después, cuando mis amistades se enteraron que ahora era musulmana, ese tanto amor incondicional que decían sentir por todos los seres humanos, se desapareció y sus sonrisas se apagaron, se alejaron y me di cuenta que su amor si tenía condiciones, y para tener su amor, no podía ser musulmana, la verdad no me importo, solo me importaba el amor de Dios, me sentía tan segura, tan protegida, tan especial, ya nada me importaba solo el Islam.

Quede solitaria y sin amistades y cuando le comuniqué a mi madre que ahora era musulmana, pueden adivinar lo que dijo?.

Si, que ahora si me había enloquecido, o me habían hecho algo en la cabeza, no importo, las palabras de nadie lograban arrebatar ese sentimiento tan hermoso, por primera vez en mi vida no tenía miedo de nadie, de nada, .

Para este momento ya habían pasado unas dos semanas de mi reversión al Islam, y llegó el momento del velo, yo ya habia comprado algunas ropas anchas, no estaba aún muy educada acerca del velo, y tenía unas pashminas de la India, esos dias habia jugado un poco, poniéndolas en mi cabeza durante el dia, para ver cómo me sentía, me fascinaba.

La noche de la decisión acerca de llevar el velo llegó, debía salir y a pesar de tener todo listo, había algo que no me dejaba salir, no estaba muy segura porque de repente me sentia asi, por un momento pense :sera el velo?

Entonces me apresure a ponerlo pero antes de salir quería tomar una foto con y sin el velo.
La foto con el velo fue una señal maravillosa, las dos fotos fueron tomadas desde el mismo ángulo, el mismo enfoque, la misma iluminación y yo parada en el mismo lugar, la foto con el velo estaba llena de luz, solo podía ver mi rostro, algo de mi ropa y parte de mi velo, la foto sin velo, se veía normal, era increíble, tantas cosas sucediendo, tan maravillosas, eran milagros para mi, que me daban vida.

Desde ese momento y hasta hoy (siete años) mi velo, mis vestiduras como sierva de Dios, es mi honor, mi feminidad, mi verdadera identidad, mi escencia, amo mi hijab , alhamdulillah.

Luego de varias aplicaciones logre obtener un trabajo cuidando personas de la tercera edad, ame mi trabajo allí con ellos.

Cuando por fin me asignaron un abuelito permanente, llegue a casa de la señora, yo ya la había cuidado en varias ocasiones, pero esta vez era diferente.

Ella moriría esa noche o al día siguiente, su cuerpo, casi hecho cadáver, su respiración corta y su poco aliento, me asusto, la salude, le sonreí pero ella ya no podía hablar, difícilmente decía sí o no.

La cuidabamos dos personas, mi colega estaba ahí frecuentemente, yo por mi parte, sentí temor por ella, pensé en su final , y me sentía frustrada, con mi colega allí, realmente no podía hablar con la abuelita muy bien, dije , la hawla wa la quwwata ila billah (no hay fuerza ni poder excepto con Allah), la abuela abrió sus ojitos, débilmente levantó su cabeza y me pidió a repitiera lo que dije, tuve duda de decirle, le traduje rápidamente lo que significaba, pero quise decirle más, en ese momento pedí a Allah que se llevara a mi colega, que me dejara a solas con ella, y asi fue, mi colega me avisó que saldría unos minutos, esos minutos fueron oro para mí, logré explicarle acerca de Allah, de Muhammad paz y bendiciones de Allah sean con él , ella me escuchaba, yo le hice cuatro preguntas para lo que respondió sí a cada una, si ella creía que Allah era el Único y verdadero Dios, si creía que Muhammad era su último mensajero, si creía que Jesús era profeta de Dios mas no Su hijo ni Dios, y si quería ser musulmana.

Le pedí que diera la shahada y así fue, la dijo lentamente, yo estaba feliz por ella. Al día siguiente, amaneció más débil, ese día parecía ser su ultimo dia, durante mi turno, trate cuidarla lo mejor que pude, y al final del dia, nuestra supervisora llegó, se sentó a hablar con las hijas de la señora ahora mi hermana musulmana, la supervisora nos pidió a mi colega y a mi que nos quedamos acompañando a la señora, mi colega empezó a decir tonterías, le decía cosas como mira la foto, te ves muy hermosa etc, yo estaba algo agobiada por sus comentarios, solo queria estar con ella, le pedí a Allah nuevamente que me dejara a solas, que se llevara mi colega, increíblemente así fue, nuestra supervisora la llamo y quede a solas con ella.

Rápidamente me pare a su derecha, tome sus manos y empecé a suplicar por ella, de repente abrió los ojos, casi se me sale el alma del susto cuando me miro asi.

Recordé a Allah y me tranquilizó rápidamente, en ese momento, ella miró hacia arriba de mi dos veces, supe que los ángeles habían llegado, sus ojos con una luz  miraban fijamente algo, y fue moviendo sus ojos como si algo o alguien estuviese al final de su cama, allí su respiración se hizo menos frecuente y más difícil, estaba muriendo poco a poco y yo allí sosteniendo sus manos, llame a sus hijas, aunque deseaba estar allí hasta su último respiro.

entré cuando La Luz de sus ojos se apago, limpié su cuerpo tanto como me permitieron, aún estaba tibio y poco a poco se enfriaba, que Allah tenga misericordia con el alma de la señora P.W.

Luego de varios años, de invitar a una tía al islam, ella en su dia de muerte también dio su testimonio de fe, que Allah tenga Misericordia con el alma de mi tía A.S

Mi fe y mi certeza ha incrementado cada día, a pesar de las dificultades, a pesar de los errores, hasta el dia de hoy nunca ha habido un día que haya dudado de esta decisión.

Agradezco a Allah por Su Inmensa Misericordia y por el honor de llamarme sierva de Allah, el Islam es la luz, es la vida, es la esencia y la luz de nuestra alma.

“¡Señor nuestro! ¡No desvíes nuestros corazones después de habernos dado guiado y concédenos misericordia procedente de Ti, ciertamente Tú eres el Dador Generoso.” [ Noble Corán 3:8]

Cargue Artículos Más Relacionados
Comentarios cerrados

Mira además

¡La Atmósfera Cae Sobre la Tierra!

¿Acaso sabes cuál es el peso de la atmósfera? ¿Acaso puede caer en la tierra? ¿Qué es lo q…