Inicio Blog Hispanos conversos al Islam El Velo y mi Camino Hacia la Religión del Islam

El Velo y mi Camino Hacia la Religión del Islam

1
El Velo y mi Camino Hacia la Religión del Islam

Soy latina, tengo 26 años de edad, me convertí al islam hace 4 años atrás y porto el velo con orgullo, soy licenciada en administración de empresas, estudié en una universidad de mi país.

¿Cómo me convertí al Islam?

Cuando termine la universidad mis padres decidieron enviarme a una universidad de Estados Unidos para aprender Inglés, en mi primer día de clases vi a una compañera que estaba cubierta, vestía el velo, yo estaba en shock porque ella se miraba tan bella, nunca pensé que una mujer con velo pudiera verse tan linda, mi impresión era muy grande porque solo las había visto en la televisión. En ese momento sentí una curiosidad muy grande y quise saber porque estaba cubierta.

Mi Amiga Musulmana

Pronto me acerque a ella, yo quería saber porque vestía velo, quería saber todo sobre su religión, me llamó mucho la atención, así que con los dias busqué información en internet, pero como todos sabemos en la internet encontramos todo tipo de información, alguna llena de falsedades y errores de concepción, por lo que decidí buscar la información de la palabra de una musulmana.

No perdí el tiempo y busque oportunidades para hablar con mi compañera y pedirle que me explicara, al inicio fue un tanto difícil ella no me conocía, ninguna de las dos hablaba un buen Ingles, de hecho nuestro ingles era muy malo.

Pero gracias a Dios, me llene de paciencia y ella mostró una compasión muy grande por mi deseo de aprender y pronto nos hicimos amigas y ella inicio a explicarme que ella usaba el velo en observancia a lo que prescribía el Noble Corán, que era un acto de obediencia a Dios y de protección para ella, una forma de liberarse de los estereotipos de la sociedad y que enaltecia a la mujer como ser humano, su religión era el Islam.

Mi impresión fue muy grande yo pensé que era tan solo una moda del oriente medio, en ese momento entendí que era algo mucho más profundo que una moda, algo toco mi corazón ese día y sentí un deseo aún más grande por saber y aprender que era el Islam, fue así que inicie a visitar su casa, conocí a su familia, los vi orar, me impresionó la unidad familiar, la manera en que vivían y compartían, toda conversación estaba dirigida siempre a una enseñanza del islam.

El Proceso

Me tomo un año aprender todo lo necesario para poder entender la religión, inicie a usar el velo antes de convertirme, lo usaba para ir a su casa, como una muestra de mi respeto a ellos, mi amiga me decía que no era necesario que yo lo vistiera, pero yo quería respetar su religión.

Me sentía más bella con el velo, me sentía segura de mi misma, empoderada como mujer, liberada de las inseguridades que se apoderan muchas veces de las mujeres que se ven presionadas por la sociedad.

Durante todo ese tiempo los vi orar y ver la disciplina que tenían en su fe, la fortaleza de su creencia eso me llenó de un sentimiento que nunca había sentido, sentía una alegría en mi corazón, me sentía llena espiritualmente.

En ese momento sentí que yo quería ser musulmana, pero llegó el tiempo de regresar a mi país, y la madre de mi amiga me pregunto ¿Deseas seguir con tu estudios del Islam cuando regreses a tu país? Y yo le dije que sí y ella me preguntó ¿Te gustaría ser musulmana?
Y yo le dije que sí que finalmente sentían una emoción muy grande y sabía que ese era mi camino

Mi Testimonio de Fe (SHAHADA)

La familia de mi querida amiga, me acompañó a la Mezquita y allí di mi testimonio de fe, recuerdo que estaba muy emocionada, nerviosa, fue el momento más feliz de mi vida, lo que experimenté ese día no lo olvidaré nunca, cambió mi vida para mejorar, hoy soy un mejor ser humano.

Finalmente estaba donde pertenecía y me sentía parte de la gran Ummah. Recuerdo que llamé a mi familia para contarles que había tomado la decisión más importante de mi vida y había abrazado la fe pura.

Llegó el Momento de Mi Partida

Fue duro despedirme de mi amiga la musulmana, pero tenía un nuevo reto, enfrentar a mi familia, ellos en un inicio no estuvieron de acuerdo, ellos me dijeron que me habían criado y educado en una familia católica, en una escuela Católica, y que esas creencias no pertenecían a nuestro mundo, pero inicie a poner en práctica mis modales islámicos, y poco a poco iniciaron a apoyarme aunque no estaban de acuerdo,  mi padre me manifestó que él ya había cumplido  con su misión de educarme de la mejor manera, y ahora era dueña de mis actos.

El Velo

Fue entonces que una semana después de que regrese a mi país le dije a mi padre que usaría mi velo (el hijab), ellos ya tenían una pequeña idea de que ya lo usaba en Estados Unidos, mi padre me expresó su temor de que la sociedad me rechazara porque eso no era parte de nuestra cultura, que sería muy duro para mí enfrentar a la sociedad, ya que en mi país hay muy pocas musulmanas con velo.

Mi Madre por otro lado reaccionó de una manera más fuerte, ella simplemente reacciono a lo desconocido, sus primeras palabras fueron: “si usas el velo no saldré contigo”, pero yo le manifesté que no se preocupara que poco a poco y con la ayuda de Dios juntas lo asimílaríamos, que yo entendía que era un proceso para ambas.

En un inicio fue difícil, pero ahora ella ha iniciado su proceso de aprender un poco de mi religión, me da consejos de moda, me dice que colores de velo usar.

Siempre me manifiesta su preocupación por lo que acontece en la actualidad y el miedo a que yo sea rechazada o discriminada; Mi fe es muy fuerte y gracias a Dios he podido desempeñarme en la sociedad de una manera exitosa, a nivel personal, espiritual y profesional.

He logrado crecer junto con mi familia, aprendimos a vivir en armonía, ellos con su credo y yo con el mío. El hijab no ha sido un inconveniente para desarrollarme en mi vida profesional, trabajó en el área de la administración de negocios y gozó del respeto de mis colegas.

He tenido la oportunidad de mostrarles a las personas que el Islam hizo cambios positivos en mi vida, creo que la mejor manera de mostrarle al mundo que es el Islam, es con nuestro comportamiento.

Mi Mensaje a mis Hermanos en la Humanidad

Tómense un tiempo para conocer y tratar a un musulmán, y encontrarán que somos muy diferentes de cómo los medios nos pintan, la sociedad nos ha estigmatizado y han villanizado el dogma del Islam, no se puede rechazar a quien no se conoce, no se puede discriminar a quien no piensa igual que los demás, las ideas se hicieron para diferir, sin llegar a la intolerancia.

Dios reconcilia los corazones de los creyentes y donde hay amor no hay cabida para el odio, la vida es muy corta dejemos una huella positiva, la unidad hace la fuerza, la piedad fortalece la fe y con el recuerdo de Allah se ablandan los corazones.

“Ninguno de vosotros cree, hasta que quiera para su hermano, lo que quiere para sí mismo.” [Bujari y Muslim]

Cargue Artículos Más Relacionados
Comentarios cerrados

Mira además

¡La Atmósfera Cae Sobre la Tierra!

¿Acaso sabes cuál es el peso de la atmósfera? ¿Acaso puede caer en la tierra? ¿Qué es lo q…