Inicio Lo Básico Ramadán 10 Puntos Para Ayunar en El Ramadán

10 Puntos Para Ayunar en El Ramadán

0
10 Puntos Para Ayunar El Ramadán

Hay algunos puntos importantes a entender mientras ayunamos en el mes de Ramadán, para sacar el máximo beneficio de la sabiduría y las enseñanzas que ganamos en este bendito mes, en el que Allah envió su última revelación; el Corán.

Primero consideremos esta importante declaración de nuestro profeta Muhammad (La paz y las bendiciones sean con él) dijo:

“No permitáis que el día del ayuno sea igual al día en que no ayunáis”.

Él estaba hablando de que nuestro comportamiento y actitud sean las mismas en el ayuno o afuera del ayuno.

Tengan esto en mente mientras consideramos los siguientes diez puntos del ayuno en Ramadán.

Uno de nuestros amados maestros del Islam, el Dr. Tamimi, un estudiante de Madinah y el Dr. Jafar Idris, produjeron interesantes conferencias sobre la importancia y las recompensas del ayuno en el mes de Ramadán. Lo siguiente se basa en algunos de estos excelentes conocimientos:

1. Ganar Taqwa (Piedad) en Ramadán

Allah legisló el ayuno para ganar taqwa,

“¡Oh, creyentes! Se os prescribió el ayuno al igual que a quienes os precedieron para que alcancéis la piedad”. [Noble Corán 2:183]

Taqwa en este caso significa hacer un escudo entre uno mismo, la ira de Allah y el Fuego Infernal. Así que debemos preguntar, cada vez que rompamos el ayuno si ¿Este día de ayuno nos ha hecho temer más a Allah? ¿Ha dado como resultado que queremos protegernos del fuego del infierno o no?

2. Acercarse a Allah

Esto se logra recitando y reflexionando sobre el Corán durante la noche y el día, asistiendo a las oraciones de tarawih, recordando a Allah sentados en círculos de conocimiento y para aquellos que pueden, haciendo ‘umrah. También para aquellos que puedan, hagan I´tikaf (autoaislamiento) en las últimas diez noches de Ramadán, para así poder abandonar todas las persecuciones y tentaciones terrenales y así recluirse en uno mismo dentro de un masjid pensando solo en Allah, para que así uno se acerque a Allah.

3. La Adquisición de Paciencia y Fuerza de Voluntad en Ramadán

Allah ha mencionado la paciencia más de setenta veces en el Corán y la ha ordenado en más de dieciséis maneras en su libro. Así que cuando uno ayuna renunciando a la comida, la bebida y a las relaciones sexuales con su pareja durante esas horas, aprende la moderación y la paciencia. La Ummah necesita hombres y mujeres que tengan una gran fuerza de voluntad, gente que se muestre resiliente con la Sunnah y el libro de Allah y que no vacile ante los enemigos de Allah.

Nosotros no necesitamos de gente emocional que solo grite y se levante por una causa y que cuando llega el momento de respaldar y defender esa causa no se mantienen firmes sino que vacilan.

4. Luchando por Ihsan (la Rectitud y la Sinceridad) y Mantenerse Alejado de Riya ( Presumir)

Ihsan significa que debes adorar a Dios como si uno lo viera, y apesar de que uno no lo vea, Él lo ve todo. Hasan al-Basri dijo: “Por Allah, en los últimos veinte años, no he dicho ni una sola palabra, ni he tomado algo con mi mano o me he abstenido de tomar algo con mi mano, o de dar un paso hacia adelante o dar un paso hacia atrás excepto cuando he pensado antes de hacer cualquier acción; ¿Allah ama esta acción? ¿Allah está complacido con esta acción?”.

Así que cuando uno está ayunando, uno debe ganar esta cualidad de mirarse a sí mismo y mantenerse alejado de riya ( presumir). Por eso Allah dijo en un hadiz qudsi: “El ayuno es para Mí solamente, y solamente Yo lo recompensaré ”

Allah destaca el ayuno de todos los otros tipos de adoración diciendo: “El ayuno es para mí” porque nadie sabe si estás ayunando o no, excepto Allah. Por ejemplo, cuando uno está orando, dando caridad o haciendo tawaf, uno puede ser visto por la gente, así que uno podría hacer la acción buscando la alabanza de la gente.

Sufyan ath-Thawri solía pasar las noches y los días llorando y la gente solía preguntarle,”¿Por qué lloras, es debido al temor hacia Allah? Él dijo: ‘No’. Ellos dijeron: “¿Es debido al temor hacia fuego del Infierno?” Él dijo: “No es miedo hacia el fuego del Infierno lo que me hace llorar, lo que me hace llorar es que he estado adorando a Allah todos estos años y he dado enseñanza, y no estoy seguro de que mis intenciones son puramente por Allah”.

5. Refinamiento de los Modales, Especialmente los Relacionados con la Veracidad y el Cumplimiento de los Fideicomisos.

El Profeta ﷺ dijo: “Dios no tiene necesidad del hambre y la sed de la persona que no se abstiene a sí misma de decir mentiras y actuar con base en ellas mientras observa el ayuno”.

Lo que aprendemos de esto, es que debemos prestar atención a la purificación de nuestros modales. El profeta ﷺ dijo: “Me enviaron a perfeccionar los buenos modales”.

Así que debemos comprobar por nosotros mismos lo siguiente, ¿Estamos siguiendo el comportamiento del profeta ﷺ? Por ejemplo: ¿Damos salam a aquellos que no conocemos y a los que conocemos? ¿Seguimos las costumbres del Islam, diciendo la verdad y sólo diciendo la verdad? ¿Somos sinceros? ¿Somos misericordiosos con la creación?

6. Reconocer que uno Puede Cambiar Para Mejor

El Profeta ﷺ dijo:

“Todos los hijos de Adán pecan y los mejores de los pecadores son los que se arrepienten”.

Allah provee muchas oportunidades para arrepentirse ante Él y buscar Su perdón. Si uno era desobediente, uno puede ser obediente.

7. Ser más caritativo en Ramadán

Ibn ‘Abbas dijo: “El profeta ﷺ fue el más caritativo, solía serlo aun más en el mes de Ramadán cuando Jibril (ángel Gabriel) se encontraba con él cada noche de Ramadán hasta el final del mes “.

El profeta ﷺ dijo: “El que da de comer a un ayunante para romper su ayuno,obtendrá la misma recompensa que el ayunante, sin ninguna disminución en la recompensa de este último”.

8. Percibir la Unidad de los Musulmanes

El profeta ﷺ dijo: “Aquellos de ustedes que vivan después de mí verán muchas diferencias, entonces ustedes deben aferrarse a mi Sunnah y a la Sunnah de los khalifas (líderes). manténgase firme y adhiérase a ella “.

En este mes sentimos que hay una posibilidad de unidad, porque todos ayunamos juntos, rompemos el ayuno juntos, todos adoramos a Allah juntos, y rezamos a Salatul-Eid juntos. Por lo tanto, sentimos que la unidad de los musulmanes es posible. Es posible que los musulmanes sean un solo cuerpo, pero esto sólo se logrará cuando la obediencia sea sólo a Allah y a su Mensajero.

9. El Aprendizaje de la Disciplina

El Profeta ﷺ nos hizo adherirnos a la disciplina y el rigor, la rigurosidad que no conduce al fanatismo o salirse de los límites que Allah ha establecido. Uno no puede intencionalmente romper el ayuno antes de la puesta del sol, ya que esto no será aceptado por Allah. Los musulmanes deben aprender a ser muy estrictos en sus vidas, porque son personas de un mensaje importante, que moldea sus vidas alrededor de ese mensaje.

10. Enseñar a los Jóvenes a Adorar a Allah

Fue la práctica del pueblo de Medina, que durante el ayuno de ‘Ashura (que ahora es un ayuno recomendado, de un día) que sus hijos ayunaran con ellos. Cuando los niños lloraban de hambre y sed, sus padres los distraían dándoles algún tipo de juguete para jugar. Los niños rompían el ayuno con sus padres. (Como se menciona en al-Bukhari).

Así que los jóvenes deben ser llevados a la mezquita y deben orar con sus padres, para que puedan adquirir el hábito de convertirse en adoradores de Allah. Si uno no alienta a los niños a ayunar cuando son jóvenes, les resultará muy difícil ayunar durante treinta días a la edad de la pubertad.

Por eso el Profeta ﷺ dijo: “Ordena a tus hijos que oren a los siete años y reprendelos a la edad de diez (si no oran)”.

Hay otra consideración para los ayunantes del Ramadán, aunque esto no es algo que usualmente consideramos como la motivación para seguir el mandato de Allah: son las ventajas físicas y médicas generalmente asociadas con el ayuno.

Se nos ha ordenados cuidar nuestra salud y proporcionar a nuestro cuerpo sus derechos sobre nosotros. Nuestro profeta ﷺ nos dijo que nuestro cuerpo tiene derechos sobre nosotros y en un hadiz dijo:

“El creyente fuerte es mejor y más amado a Allah que el creyente débil, y hay bien en todos”.

Por el Sheikh Yusuf Estes

Cargue Artículos Más Relacionados
Comentarios cerrados

Mira además

¡La Atmósfera Cae Sobre la Tierra!

¿Acaso sabes cuál es el peso de la atmósfera? ¿Acaso puede caer en la tierra? ¿Qué es lo q…